27 de December de 2009 00:00

Los chicos saben de sus derechos a través del video

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Jóvenes

Las aniñadas, las rayadas y las norias del colegio Simón Bolívar se acolitaron para hacer su propio cortometraje. 



Cámara y  acción...

Los chicos   de Débora Expresiones Juveniles trabajan en el Simón Bolívar desde el 2008. 

 Yadira Carvajal  formó parte de los talleres en el ‘cole’ pero siguió en  Débora al graduarse. 

El blog   del grupo  Débora Expresiones Juveniles  es http://dej-apc.blogspot.com.Limaron asperezas y -junto a los chicos de Débora Expresiones Juveniles- completaron  ‘Rantai’, una historia colegial. “Las  chicas de diferentes grupos  unen sus hilos  para salvar a un ‘profe’ que es buena gente”, cuenta Wladimir Miranda, uno de los chicos que impulsó este proyecto. 

Débora expresiones juveniles nació hace dos años, en un taller de ciudadanía que tuvieron los  chicos de la ACJ (Asociación Cristiana de Jóvenes). Uno de los grupos  propuso utilizar la producción de  video para abordar el tema de los derechos humanos, dice Daniel Pazmiño. 

El primer paso fue llegar a los colegios y el Simón Bolívar les abrió las puertas. “Quienes desean ser parte se unen. No necesitan tener buenas notas, solo tener las ganas de aprender”.

Las chicas aprendieron algo de  actuación para cine, manejo de equipos, lenguaje audiovisual y guión. Entonces hicieron una lluvia de ideas para elegir una problemática. “Nos dimos cuenta de que en el colegio había mucha desunión. Que cuando había problemas cada una jalaba para su lado”, dice Yadira Carvajal   una ex alumna del colegio.

El rodaje de ‘Rantai’ empezó en mayo pasado  y culminó en julio. Después  vino la etapa de posproducción,  que es básicamente la edición. Hace dos semanas este corto se presentó  entre los integrantes de la  Red Cultural del Sur, en el Salón de la Ciudad.   

Los chicos eligieron  como nombre la palabra malaya rantai, que significa cadena. “Usamos esa palabra porque Malasia es un país multicultutal. En nuestro corto se trata de superar las diferencias”, dice ‘Wladi’.

‘Rantai’ es el segundo  cortometraje que realizan las chicas del colegio Simón Bolívar. Los grupos de las aniñadas, el de las norias y el de las rayadas se unen para apoyar a un profesor que quieren despedir injustamente.

Lorena Toapanta (22)  cuenta como anécdota  que tuvo que hacer el papel de mamá porque no le quedaba de otra. “Mi hija era muy alta, debía regañarle, pero no tenía ni el porte ni la edad”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)