8 de December de 2009 00:00

Chávez saca a un ministro por la crisis

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Caracas. AFP y Reuters

En medio de las crecientes versiones de una posible crisis bancaria, el presidente venezolano, Hugo Chávez, buscaba ayer tranquilizar el nerviosismo del público.

El Mandatario se vio obligado a sacrificar al ministro de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias (MCTI), Jesse Chacón, luego de que el hermano del ahora ex funcionario resultó implicado en el mal manejo de uno de los siete bancos intervenidos por el Gobierno chavecista.

La renuncia de Chacón, un antiguo compañero de armas del Presidente y que formó parte de un intento de golpe de Estado en 1992 que siguió a uno comandado por Chávez meses antes, es la baja más significativa de una purga en la banca que al inicio desató pánico en inversionistas y ahorristas.

Pero mientras la oposición asegura que el socialista Chávez es culpable por permitir que una nueva clase de empresarios supermillonarios con fuertes lazos con el Gobierno compre y abuse de bancos, el Presidente está tratando de ganar ventajas políticas con la limpieza del sector. El país tendrá elecciones legislativas en septiembre y presidenciales en 2012 a las que Chávez seguramente se postulará.

“El escándalo bancario hizo de Chávez un héroe anticorrupción”, ironizó el domingo el diario local El Universal, argumentando que  explotaba  engañosa pero exitosamente la pequeña crisis, desatada con menos del 10% de los depósitos del sector. “En una nación donde no se mueve una hoja sin el visto bueno del Presidente, y habiendo pruebas de que los ilícitos habían sido detectados desde principios de año (...) cualquier intento por lavarse las manos, alegando desconocimiento, termina siendo un argumento falaz”, dijo el periódico.

“Yo sé que el ministro Jesse no tiene nada que ver en las andanzas de un hermano de él”, aclaró el Mandatario venezolano.

“Apenas salió la orden de captura de mi hermano Arné, comuniqué al Presidente mi deseo de dejar el cargo, porque sea lo que sea que arroje la investigación en curso, yo no debo estar ocupando el cargo de ministro”. Así lo explicó ayer el propio Jesse Chacón en declaraciones a la Radio Nacional de Venezuela (RNV).

En los últimos días, el Gobierno venezolano cerró siete bancos medianos privados y liquidó dos de ellos tras detectar irregularidades relativas al origen de los fondos y a aumentos de capital sospechosos. Cuatro de ellos se aglutinarán en un nuevo banco.

Hasta el momento, el Ministerio Público de Venezuela ha emitido 27 órdenes de aprehensión, incluida la de Arné Chacón, y otras 15 solicitudes de prohibición de salida del país contra algunos directivos de las instituciones financieras intervenidas.

Entre los detenidos también figura el accionista mayoritario de cuatro entidades bancarias intervenidas, Ricardo Fernández Barrueco, quien también estaría vinculado al chavecismo.

Mientras el Gobierno bolivariano reafirmaba su transparencia, dos opositores, el diputado Ismael García y el dirigente del partido Acción Democrática, Henry Ramos Allup, denunciaron que los detenidos hicieron grandes negocios, gracias a sus conexiones con altos personeros del Gobierno. También dijeron que el encarcelamiento de Fernández Barrueco fue el resultado de una guerra de facciones dentro del Partido Socialista Unido, oficial.

Según un reciente informe de la organización Transparencia Internacional, Venezuela es uno de los países más corruptos del mundo, puesto que ocupa el puesto 162 en un termómetro que mide a 180 países del planeta. 

50 bancos

Venezuela tiene  unas 50 instituciones financieras con depósitos por 247 991 millones de bolívares (USD 115 000 millones) y una cartera de créditos por 151 856 millones de bolívares (USD 70 000 millones) al mes de octubre, según reporte de la firma Softline Consultores.

Los 10 primeros bancos manejan el 68,5% de las captaciones y el 73,1% de los créditos. De esas líderes, dos pertenecen al Estado: Banco de Venezuela y Banfoandes. El régimen del presidente Hugo Chávez culminó este año la nacionalización del Banco de Venezuela, que era propiedad del español Santander.

El único de los bancos líderes con capital extranjero es el Banco Provincial, del español BBVA BBVA.

Los venezolanos están particularmente nerviosos ante un hipotético colapso de la banca, después de que a mediados de la década de 1990 una crisis acabó con casi la mitad del sistema local y le costó al Estado unos USD 11 000 millones. Chávez dijo estar listo para estatizar cualquier banco, incluso todo el sistema, si no se apega a las normas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)