15 de noviembre de 2014 16:50

La chatarrización de 11 205 vehículos descongestionará el 58% de los patios de la Policía Judicial

En los patios de la Policía Judicial que esta ubicado en la calle Arenal en Carapungo, la chatarrización es la solución para el problema de los autos hacinados. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

En los patios de la Policía Judicial que esta ubicado en la calle Arenal en Carapungo, la chatarrización es la solución para el problema de los autos hacinados. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3

Redacción Seguridad

Según la Dirección Nacional de la Policía Judicial (DNPJ), el proceso de chatarrización de los autos hacinados en los patios de la institución tiene un avance del 25% hasta el 12 de noviembre.

Este proceso empezó en enero de este año. Geovanni Ponce, jefe de planificación de la DNPJ, dice que esto ayudará a “descongestionar los 76 patios de retención vehicular en el país”.

Los 11 205 automotores estuvieron abandonados entre 11 y 12 años. Y con la destrucción se logrará aliviar el 58% del espacio en los patios.

¿Cómo se logró que este proceso arranque? La medida cautelar emitida por el juez de la Delicia (Quito), Fabián Balseca, avaló que se chatarrizaran todos los vehículos que se encontraban en los patios hasta diciembre de 2011 y las motos hasta diciembre de 2012.

Antes de destruir los automotores, Balseca ordenó la publicación del listado de los automotores. El 24 y 25 de agosto de 2014, en un diario de circulación nacional se informó sobre características como número de chasis, motor, marca, modelo, etc., de todos los automotores.

La publicidad ayudó a que únicamente de 20 a 25 personas en el país se acercaran a las oficinas de la PJ a reclamar la devolución del vehículo.

En Quito, la destrucción comenzó el 24 de octubre. En 14 días se demolieron 854 carros y 1 008 motocicletas de los patios del Arenal y Marianitas, en el norte de la capital.

Desde el 7 de noviembre se lo realiza en Guayas y según esta Dirección 1 318 automotores serán demolidos. Luego intervendrán en Manabí.

Boireciclar, empresa encargada de la chatarrización, lleva el equipo técnico de trabajo (retroexcavadora, camión, etc.) al lugar requerido por la Policía.

Una retroexcavadora levanta el auto, pesa e inmediatamente es demolido. Según Ponce, “el compromiso con esta empresa es que no deje un tornillo sano”. De ahí lo embarcan en un camión. Los restos son trasladados a la planta de Adelca en Alóag, a decir del funcionario. “El pago por tonelada es de USD 165. Este dinero será depositado en la cuenta única del tesoro nacional”, afirma Ponce.

La chatarrización finalizará el 19 de diciembre de 2014. Bioreciclar tendrá 52 días para terminar con este procedimiento. Gustavo Zárate, director nacional de la PJ, asevera que “es un proceso exitoso en la medida que la empresa encargada de la parte técnica está cumpliendo los tiempos”.

Agentes aseguran que una de las causas para el hacinamiento de los autos en los patios era porque cuando una persona identificaba su carro y pedía su devolución este proceso era largo.

La Policía, el Ministerio del Interior, Fiscalía, Consejo de la Judicatura, ANT y SRI trabajaron en un sistema para la rápida devolución de los automotores. En 48 horas se entregará el automotor al dueño que lo reclama. Esto aplicará a carros que no estén alterados sus números de chasis y de motor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)