7 de enero de 2015 20:55

Ataque a la libertad

La población francesa se vio conmovida por el ataque al edificio del semanario humorístico Charlie Hebdo. Foto: AFP.

La población francesa se vio conmovida por el ataque al edificio del semanario humorístico Charlie Hebdo. Foto: AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 32
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Red.Mundo. DPA, AFP, EFE

El caricaturista de la revista Viva de Argentina dibujó sobre el fondo negro, la revista Charlie Hebdo sobre un charco de sangre. “Se ha puesto tan serio el mundo que el humor es una profesión de riesgo”, dice la leyenda que acompaña el impactante dibujo. Pero no son los caricaturistas del mundo los únicos que se sienten consternados por el atentado terrorista que ayer dejó 12 muertos, entre ellos ocho periodistas, y 11 heridos.

Entre las víctimas del ataque en París está el redactor jefe de la revista, Stéphane Charbonnier, alias ‘Charb’, así como su guardaespaldas y dos policías que vigilaban las instalaciones.
También murieron los dibujantes Wolinski, Cabu y Tignous, que según la Fiscalía fueron identificados por un superviviente. Cuatro de los heridos están graves.

Edición premonitoria

El último número del semanario satírico francés Charlie Hebdo, aparecido ayer y dedicado al polémico escritor Michel Houellebecq, contiene en sus páginas una caricatura firmada por el director de la publicación, ‘Charb’, que parece premonitoria.

‘Charb’, asesinado ayer junto a otras 11 personas por presuntos terroristas, dibuja en sus páginas el personaje de un yihadista bajo el texto: “Francia sigue sin atentados”. 

La caricatura del supuesto yihadista, con el dedo índice alzado y la mirada perdida, replica a esa noticia y puntualiza: “Tenemos hasta el final de enero para presentar nuestros deseos...”.

La animadversión de los islamistas radicales hacia la revista viene de antiguo, desde que en 2006 publicó las primeras caricaturas del profeta Mahoma en solidaridad con el periódico danés Jyllands-Posten.

El Charlie Hebdo dedica su número de esta semana a Houellebecq, protagonista de un encendido debate en Francia al haber imaginado en su nuevo libro un futuro en el que el jefe de un partido islamista moderado se convierte en presidente de la República con el apoyo de las formaciones tradicionales.

En sus viñetas, vuelve a mostrar el tono provocador y reivindicativo que lo caracteriza, dibujando al propio Houellebecq bajo un texto que reza: “¡Escándalo! ¡Alá ha creado a Houellebecq a su propia imagen!”.

La Policía habrí identificado a los responsables del asesinato de una docena de personas en el semanario Charlie Hebdo, de Francia. Foto: EFE

Sátira e irreverencia

El semanario satírico francés Charlie Hebdo se enorgullece de provocar a todos por igual: sus redactores y caricaturistas han atacado a todas las grandes religiones, políticos y celebridades, levantando la bandera de la libertad de expresión y mofándose de la corrección política.

El semanario de tendencia de izquierda, publicado en formato de periódico, fue fundado en 1970 sustituyendo al semanario Hara-Kiri, prohibido por su contenido considerado altamente ofensivo por las autoridades francesas.

Sin embargo, entre 1981 y 1992 tuvo que suspender su publicación por falta de dinero. Charlie Hebdo, con unos 20 empleados, ha enfrentado acusaciones de difamación en los tribunales, pero también ha sido objeto de verdaderos ataques por las caricaturas del profeta Mahoma publicadas en varias ocasiones.

La primera vez que publicó caricaturas de Mahoma fue en 2006, cuando reprodujo dos caricaturas que ya habían desatado la controversia en Dinamarca. Entonces un grupo de asociaciones musulmanas llevó a la revista ante los tribunales por esa edición, que vendió casi medio millón de copias, muy por encima de su circulación usual que oscila entre los 55 000 y 75 000 ejemplares.

Un tribunal francés falló a favor de la revista, alegando que las caricaturas se dirigían contra los terroristas más que contra los musulmanes. En 2011 siguió una edición especial titulada Sharia Hebdo, después de que las elecciones en Túnez auparan al partido islamista En Nahda.

Entonces la publicación señaló que la edición fue editada por el “redactor jefe invitado Mahoma”, que amenazaba con cien latigazos si el lector no se moría de risa. El día de la publicación, la oficina de la revista en París fue atacada con objetos incendiarios. La edición se agotó en unas horas, mientras los políticos franceses defendían el derecho de la publicación a la libertad de expresión.

En septiembre de 2012 la revista volvió a crear polémica con caricaturas del profeta musulmán y tras la publicación tuvieron que cerrarse provisionalmente instituciones francesas en algunos países por motivos de seguridad. El 2 de enero de 2013 la revista publicó una biografía en forma de cómic de Mahoma, titulada “La vida de Mahoma”, lo que provocó un ataque de hackers durante días.

“Si la gente quiere recibir un shock, lo tendrá”, dijo el editor jefe Stephane Charbonnier en ese momento. Sin embargo, el semanario no solo se ha burlado del islam: también ha criticado a sectas, extremistas de derecha o ultrarreligiosos, incluso en una ocasión se enfrentó a una demanda tras una edición especial sobre el Papa.

El ataque de ayer es la expresión del riesgo de atentar contra la libertad de expresión y la vida de los periodistas que tienen como única arma -si vale la expresión- el papel y la tinta.

Los  caricaturistas Bernard Verlhac 'Tignous'; el director de "Charlie Hebdo", Stéphane Charbonnier 'Charb';   Georges Wolinski y Jean Cabut. Foto:  . EFE/Tim Somerset/Yoan Valat/Guillaum

Los caricaturistas Bernard Verlhac 'Tignous'; el director de "Charlie Hebdo", Stéphane Charbonnier 'Charb'; Georges Wolinski y Jean Cabut. Foto: . EFE/Tim Somerset/Yoan Valat/Guillaum

PUNTOS DE VISTA

‘Unidad frente al terrorismo’: Francois Gauthier / Embajador de Francia en Ecuador

Hemos organizado un evento para saludar la memoria de las personas caídas en este mañana (ayer) en un atentado, el más mortal que se haya cometido en Francia desde hace 50 años. Hay una gran conmoción entre la comunidad francesa aquí y lo que llama mi atención es el sentimiento de solidaridad que tenemos de la parte del pueblo ecuatoriano. Creo que la mejor herramienta para luchar contra el terrorismo es la unidad y las manifestaciones de libertad, fraternidad e igualdad que son los valores de la República francesa, pero que además son valores universales. En el país, según lo que puedo leer, la matanza ha causado gran conmoción, una gran tristeza, pero también un sentimiento de hermandad.

‘La libertad molesta al intolerante’: José Hernández
Periodista formado en Francia


Charlie Hebdo es el diario que mira la realidad con mayor acidez e ironía y que ha ayudado a los franceses a ser libres en la cabeza, que es la mayor libertad que tiene una persona. No decirse defensor de principios, sino demostrar que se es libre, tolerante y capaz de reírse de sí mismo. El humor es una herramienta necesaria para la salud mental de una sociedad y de una persona. Este atentado muestra la intolerancia de algunas religiones que se dan la mano con políticos fanáticos para torcerle el cuello a la libertad y a la gente que sabe que la realidad tiene componentes de humor. Es un atentado a la libertad de expresión en el periódico que con desparpajo muestra que la libertad es algo que molesta a los intolerantes.

‘Es una institución de la prensa’: Eris Samson
Periodista francés; Reporteros sin Fronteras

No puedes matar con ametralladoras a más de 50 años de historia. Charlie Hebdo es una institución de la prensa francesa. Nació en la época en que Francia estaba muy bloqueada, con muchos tabúes en términos sexuales, etc. Fue como un aire fresco para la juventud y fue como un anticipo de lo que fue mayo del 68. El espíritu de la revista fue siempre valores de izquierda, defensa de la libertad y la irreverencia que es saludable. Muchas de las víctimas de esta masacre son dibujantes muy conocidos en Francia. Eso nos recuerda que no hay país democrático, no hay país libre en el cual no hay una prensa independiente que hace su trabajo. Y si se ataca a los medios no es algo casual.

#JeSuisCharlie

La creatividad sobre tinta, papel y tuits... Las redes sociales expresan el rechazo al atentado contra el semanario francés Charlie Hebdo. La prensa mundial también se ha solidarizado. Esta es una recopilación de ese apoyo:

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)