24 de noviembre de 2016 16:45

La cerveza Club en la mira de Heineken

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 25
Triste 25
Indiferente 5
Sorprendido 8
Contento 39
Sofía Ramírez

La firma holandesa Heineken tiene puestos sus ojos en cinco marcas y una planta de producción de las dos gigantes del sector cervecero con presencia en el país: AB Inbev (Ambev)y SABMiller (Cervecería Nacional).

Según José Javier Jarrín, procurador judicial de los apoderados de Heineken en Ecuador, la firma tiene la intención de comprar la planta de producción de Ambev -ubicada en Guayaquil- y las marcas de cerveza denominadas “económicas” de esta misma firma como Zenda, Dorada, Biela y Maltín.

La firma ratificó el martes 22 de noviembre, además, su interés de comprar la marca Club, que según datos de la holandesa representa un 20,5% del mercado.

Heineken quiere de esta manera aprovechar la oportunidad de mercado que plantea las decisiones de la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM), la cual dispuso que antes de autorizar la fusión entre AB Inbev y SABMiller en el país, dos gigantes de la industria de la cerveza, estas deben deshacerse de varios activos.

Ambev maneja la marca Brahma, Zenda, Biela, y Maltín. Además, en su portafolio cuenta con la marca Budweiser. En cambio, Cervecería Nacional produce Pilsener, Club, Dorada y Pony Malta.

En mayo del 2016, la Superintendencia había establecido 11 condiciones a esas dos firmas antes de autorizar la fusión.

Heineken presentó en junio pasado un recurso de reposición ante la Comisión de Resolución de Primera Instancia (CRPI), según anota una resolución del organismo del 15 de noviembre pasado.

Según Jarrín, ese mecanismo buscó solicitar una revisión a la decisión del organismo, que únicamente contemplaba la venta de las marcas “económicas” Zenda, Dorada, Biela y Maltín. Una medida insuficiente -según el procurador judicial- para generar una mayor competencia en el mercado cervecero.

Según Jarrín, el posicionamiento en el mercado de esas cuatro marcas era “ínfimo”. Esto se desprende de un estudio elaborado por peritos internacionales y que la firma entregó al organismo de control.

Por ello, la firma solicitó a la Superintendencia que añada como condición a la fusión deAB Inbev y SABMillerla venta de la cerveza Club. Sin embargo este recurso fue rechazado por la Comisión.
La firma presentó, entonces, un recurso de apelación ante el superintendente de Control del Poder de Mercado.

Este también fue rechazado por el organismo de control, según la misma resolución del 15 de noviembre pasado.

No obstante de ello, el titular de la SCPM, Pedro Páez, en esa misma resolución dispuso agregar la venta de Club a las condiciones para dar su aval a la fusión de las dos gigantes cerveceras.

Cervecería Nacional señaló el martes a este Diario que por ahora “no tiene comentarios adicionales al boletín enviado la semana pasada”.

En el comunicado emitido el pasado 18 de noviembre, la compañía indicó que agotará todas las instancias administrativas para proteger la marca Premium Club.

Heineken no se detalló cifras de a cuánto ascendería su inversión para adquirir las marcas locales. El objetivo de la empresa es ampliar su participación en el mercado cervecero en el país, que hoy es del 0,5%. No obstante, también hay otras firmas similares que tienen interés en comprar estos activos, señaló Jarrín.

La SCPM dijo el 22 de noviembre, a través de un comunicado de prensa, que se mantienen todas las condiciones, incluida la venta de Club, como condición para aprobar la fusión entre las dos gigantes de la industria de bebidas. Insistió en que la decisión busca generar “una sana competencia”.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (36)
No (6)