20 de mayo de 2016 15:28

Menos cerveza se consumió en tres cebicherías de Quito este viernes

En algunos restaurantes de quito, como las cebicherías se registra una disminución en la venta de cerveza. Foto: Archivo / EL COMERCIO

En algunos restaurantes de quito, como las cebicherías se registra una disminución en la venta de cerveza. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 18
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 109
Evelyn Jácome

Tras el incremento en el costo de la cerveza, que rige desde la semana pasada, en algunos locales, como los de venta de mariscos, se registra una disminución en el consumo de la bebida. En tres de estos locales, en el norte de Quito, se comprobó esta situación, la mañana de este viernes 20 de mayo del 2016.

De las siete mesas de la cebichería El Camarón Dorado, ubicado en la calle Versalles, sector de la Universidad Central, en Quito, solo dos tenían cerveza, a eso de las 11:30. El resto optó por una limonada u otro tipo de bebida. Juan Negrete, dueño del establecimiento, explica que desde la semana pasada notó que la clientela prefería consumir agua o algún jugo. En este local, una cerveza helada se vendía a USD 1.50, hoy cuesta USD 2.

El aumento va entre 10 y 20 centavos. En la página web de Cervecería Nacional se publicaron los nuevos precios máximos sugeridos. La Pilsener tradicional retornable y la Light cuestan USD 1.25; antes la vendían en USD 1.05. Sin embargo, en los locales de venta de comida el precio es superior.

En la Cebichería Siete Mares, ubicada en La Mariscal. Bolívar Ulloa, ingeniero encargado de los alimentos, explica que la clientela se mantiene pero la venta de la bebida ha bajado en un 50%. Antes del incremento de la bebida, por ejemplo, un viernes vendían cinco jabas; ahora no llega a tres. Cada viernes llegan a su local al menos 300 personas.

Este viernes 20 de mayo del 2016, por ejemplo, hasta las 12:40 vendieron siete cervezas. Antes del incremento despachaba cerca de 30 unidades. José Albuja, cliente frecuente de la cebichería, dijo que el incremento aunque no parezca sí es significativo; por eso, prefiere pedir una botella con agua.

En la marisquería Alta Mar, ubicada en la avenida América hay un escenario similar. Alfredo Chazo, dueño del local, señala que antes pedía 10 jabas a la semana, en dos entregas; ahora pide, en total, tres. Él espera que esta situación se “normalice”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (27)
No (27)