11 de noviembre de 2015 15:32

Cerveceras AB InBev y SABMiller sellan uno de los mayores acuerdos de la historia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 41
Agencia AFP

La cervecera belgo-brasileña AB InBev y la británica SABMiller anunciaron el miércoles, 11 de noviembre de 2015, un acuerdo formal para que la primera compre la segunda por
USD 121 000 millones, una de las mayores transacciones de la historia.

Como estaba previsto en un acuerdo preliminar, AB InBev pagará 44 libras esterlinas por acción a SABMiller, valorando esta última en cerca de 80 000 millones de libras (USD 121 000 millones), deuda incluida.

"A las juntas directivas de Anheuser-Busch InBev y SABMiller les complace anunciar que alcanzaron un acuerdo sobre los términos de la adquisición", dijeron en un comunicado.

Para evitar acusaciones de monopolio de las autoridades reguladoras de la competencia, SABMiller venderá por USD 12 000 millones su participación mayoritaria en la estadounidense MillerCoors, a la también estadounidense Molson Coors.

AB InBev subrayó que su compra, que espera tener completamente cerrada en el segundo semestre de 2016, le permitirá convertirse en "una auténtica cervecera mundial", recordando que SABMiller está implantada en mercados en crecimiento en Asia, América Central y Sudamérica, así como África.

Si la transacción se concreta como previsto, y recibe el visto bueno de los órganos de competencia, el nuevo grupo incluirá las marcas de cerveza estadounidense Budweiser y belga Stella Artois, pertenecientes a AB InBev; y la italiana Peroni, la checa Pilsner Urquell y la holandesa Grolsch de SABMiller.

Además, sería la tercera mayor fusión-adquisición de la historia, según el instituto de análisis Dealogic, por detrás de las de Vodafone y Mannesmann en 1999, y Verizon Communications y Verizon Wireless en 2013.

Entre las dos empresas producen cerca de 60 000 millones de litros cada año, tres veces más que la tercera del sector, la holandesa Heineken, y venden una de cada tres cervezas en el mundo.

La nueva empresa se impone el objetivo de un ahorro de USD 1 400 millonesen el cuarto año posterior a la alianza, despertando el temor a recortes de empleo.

"Creemos que esta alianza generará importantes oportunidades de crecimiento", dijo en un comunicado el director general de AB InBev, el brasileño Carlos Brito.

Una alianza latinoamericana

La alianza reúne a dos antiguos alumnos de Harvard latinoamericanos y dos de los hombres de negocios más poderosos del mundo, el colombiano Alejandro Santo Domingo, de 38 años, y el brasileño Jorge Paulo Lemann, de 76, propietarios de dos populares marcas de cerveza latinoamericanas, Bavaria y Brahma.

Los Santo Domingo son propietarios de la cerveza Bavaria y del 14% de SABMiller, y a mediados de los años 90 recibieron una oferta de compra de su popular marca colombiana por la brasileña Brahma, que finalmente no prosperó.

El propietario de Brahma era entonces Jorge Paulo Lemann, que es ahora el principal accionista de AB Inbev a través de su firma 3G.

El imparable crecimiento Lemann en el mundo de la espuma comenzó a finales de los años 80 con la compra de Brahma, una popular marca brasileña. Hijo de suizos, Lemann había comenzado su carrera en la banca helvética en los años 70.

"Esa fue su primera empresa de cerveza. En aquella época él y sus socios, los tres banqueros, lanzaron su sociedad de participación. Brahma había perdido el liderazgo y, al contrario de la moda de la época, no vendió activos ni redujo su personal", recordó el economista Gilberto Braga que trabajaba en la época para uno de los jefes de 3G.

"Ellos mejoraron la gestión, reconquistaron el primer lugar y terminaron comprando a Antártica, la principal rival" de Brahma, añadió Braga.

Tras esa primera victoria en 1999, nació Ambev, que pronto conquistó casi el 70% de América del Sur.

En 2004, cuando era el quinto grupo cervecero mundial, Ambev absorbe a la belga Belge Interbrew para convertirse en InBev y alcanzar liderazgo mundial. Reafirma su hegemonía al aliarse en 2004 con la belga Anheuser Busch y transformar el emporio en AB Inbev, la primera del mundo, que ahora reforzará su posición aliándose a la segunda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)