24 de abril de 2015 17:14

Las cenizas del volcán Calbuco se expanden por el Cono Sur

Dos hombres quitan ceniza de un tejado hoy, viernes 24 de abril de 2015, en la localidad de Ensenada, en la región de Los Lagos, en sur de Chile. Foto: EFE

Dos hombres quitan ceniza de un tejado hoy, viernes 24 de abril de 2015, en la localidad de Ensenada, en la región de Los Lagos, en sur de Chile. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Agencia AFP

El volcán Calbuco, que hizo dos violentas erupciones después de más de medio siglo de inactividad, volvió a lanzar columnas de cenizas este viernes, cubriendo algunas localidades del sur de Chile y Argentina, y llegando hasta Montevideo y Buenos Aires.

Después de las dos potentes erupciones del miércoles y jueves, que levantaron una pluma de cenizas de más de 15 km, una inmensa fumarola volvió emerger desde el macizo, que permaneció dormido por 54 años.

En las localidades cercanas, las personas volvieron a salir a las calles para mirar el espectáculo que volvía a ofrecer el macizo, que según los expertos, podría volver a hacer erupción de iguales características en cualquier momento.

“Estamos aún en lo que es la crisis propiamente tal, por lo que hay una vigilancia instrumental. No es descartable un nuevo pulso (eruptivo)”, dijo el director del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) , Rodrigo Álvarez.

“Es muy difícil poder decir cuál va a ser el grado de explosividad de futuras erupciones, pero sí es esperada una actividad similar a lo ya ocurrido”, explicó por su parte a la AFP Carlos Cardona, experto de Sernageomin.

La zona afectada, ubicada en la región de Los Lagos, a unos 1.300 km al sur de Santiago, se mantenía en alerta roja, con un fuerte resguardo de las Fuerzas Armadas y con las clases en colegios suspendidas.

Por la tarde, las autoridades decretaron una “evacuación preventiva de los sectores de Chamiza, Lago Chapo y Correntoso”, sumando unas 2.000 personas a las más de 4.000 desplazadas anteriormente desde una zona de exclusión de 20 km alrededor del cráter.

La evacuación se ordenó ante el riesgo de crecida de ríos por el derretimiento de nieve alrededor del macizo.

“Hay lahares (aluviones) que están bajando por la parte posterior y eso involucraría un crecimiento importante de los caudales de los ríos ” , dijo Luis Lira, comisario de policía de Puerto Montt, a la televisión Nacional de Chile.

Ensenada, un pueblo sumergido en las cenizas 

La pequeña localidad de Ensenada, a unos 10 km de distancia del macizo, fue evacuada por completo. El pueblo de unos 1.500 habitantes quedó semiabandonado, con unos pocos policías y algunos pobladores que volvieron a recoger enseres al lugar, una hermosa localidad que vive del turismo.

El gris de las cenizas volcánicas cubría los techos de las casas y algunos tejados, los más ligeros, cedieron ante el peso del material volcánico sobre ellos. En el camino de acceso a la localidad no se podía avanzar, incluso en vehículos con tracción, debido al espesor de las cenizas acumuladas, que en algunos lugares llegaban hasta el metro de altura.

“Alrededor de mi casa hay un metro de cenizas”, relató a la AFP Jaime Fuenzalida, un constructor que intentaba llegar a la zona.

La nube de cenizas se había dispersado hacia el este, cubriendo localidades argentinas en la región patagónica de Neuquén y llegando incluso hasta la capital, Buenos Aires, donde se habían cancelado algunos vuelos desde y hacia Estados Unidos y Europa.

Las partículas cubren “toda la zona central de país, esto incluye Buenos Aires, La Pampa, Mendoza, San Luis, sur de Córdoba y de Santa Fe”, aunque permanecen a gran altura, según un parte del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) argentino.

Las cenizas llegarían también hasta Uruguay, donde se descartó sin embargo cerrar el espacio aéreo y no se prevén afectaciones a la población.

En Santiago, el aeropuerto operaba con “ normalidad ” , según confirmó una fuente de comunicaciones de la terminal aérea a la AFP .

Nuevos cráteres

Tras las dos potentes erupciones, nuevos cráteres se habían abierto en el volcán Calbuco.

“El volcán Calbuco tenía dos cráteres antes de la erupción. Ahora tiene un total de seis”, informó el Sernageomin.

“En este caso tenemos un conducto central por donde ha salido la mayoría del material y tras la erupción se han sumado por lo menos cinco cráteres más por donde también sale material”, explicó Cardona, sobre un fenómeno previsible en este tipo de erupciones.

La erupción del Calbuco se convirtió en la última de una serie de catástrofes que han golpeado en los últimos meses a Chile, un país con una curiosa geografía, angosto y de más de 4.000 km de extensión, que alberga desde el desierto más árido del mundo en la región de Atacama, en el norte, a las mayores reservas de agua dulce, en el sur, y con unos 90 volcanes activos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)