6 de January de 2010 00:00

La ceniza cae en cuatro comunas de Chimborazo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sierra Centro

El camino  que conduce a la comuna El Manzano, ubicada en el cantón Penipe, está cubierto de ceniza del  volcán Tungurahua. En las  plantaciones de cebolla, maíz y papa también hay una fina capa de polvo volcánico. 

El pueblo de casas dispersas  se encuentra  cerca del coloso. Está en la zona de alto riesgo y es el primer sector afectado  por la reactivación que se inició el sábado.  Allí viven  56 familias.

Reunión del COE
Ayer,   los dirigentes de  El Manzano, Pungal de Puela, Juive  y de otras comunas ubicadas en la zona de alto riesgo  se reunieron  con los representantes del Comité de Operaciones de Emergencia de Chimborazo (COE),  en Penipe.
En la cita   se revisaron los planes de contingencia y de evacuación. También se asignaron a los campesinos que se encargarán de informar    si  las autoridades del COE  cambian la alerta. 

A más de la lluvia de ceniza, los campesinos escuchan los bramidos.   Neptalí Robalino, de 68 años,  dice que teme que  sus cultivos se afecten.

Invirtió  USD 500  en  la compra de abono y de semillas de papa y maíz.  “No quiero perderlo todo. Pensé que el volcán  no volvería a reactivarse. Ahora está despierto otra vez y me preocupa”.

Pablo Sánchez, presidente de la comunidad, explica que  las  mujeres, los niños  y los adultos mayores son trasladados por las noches a las casas que el Gobierno construyó,  hace dos años,  en el centro de  Penipe,  a 20 minutos de El Manzano.

“Solo los hombres más fuertes nos quedamos para  cuidar nuestras casas y las reses”,  señala. 

De los 56  jefes de hogar, 25   se turnan para quedarse por las noches.  El dirigente comenta que organizan rondas para evitar el robo de animales.

Carlos Cabrera, de 68 años, vive hace  seis meses en El Manzano. En la última década trabajó  en la Amazonia. “Pero como tengo una casa y terrenos decidí volver al pueblo. No he visto al volcán  arrojar  lava. Tengo miedo”.

Desde que se reactivó el volcán, la gente  se comunica a  diario  a través de radios con los técnicos del Instituto Geofísico,  que monitorean al coloso  en la Base Guadalupe, ubicada en Baños. 

Los técnicos reportaron que en la noche del lunes se pudo observar la salida de  material incandescente. Esto ocurrió a las 21:00. Ayer, las emisiones de ceniza y gases continuaban. El polvo cayó en Juive, Bilbao, El Manzano y Chacauco.    

A más de la radio, Segundo Toapanta se comunica por celular con su familia.

Tiene un plan de contingencia en caso de que los vulcanólogos informen el incremento de la actividad y la emisión de bloques incandescentes. “Estamos acostumbrados.  Hace 10 años que se inició el proceso eruptivo”.

Su vecino, Doroteo Cuica, reza por las noches. Pide que el Tungurahua no erupcione.

“Lo peor es quedarse sin nada, sin tener  dinero para mantener a  mis dos hijos. Ruego para que  no pase eso otra vez. Tengo que pagar deudas”. 

Hace cuatro meses  hizo un préstamo a  un chulquero, de USD 1 000, para sembrar maíz y papa en su terreno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)