28 de November de 2009 00:00

Cely atenuó la expectativa creada por Correa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Negocios

La ministra coordinadora de la Producción, Nathalie Cely, se convirtió esta semana en la intérprete del Presidente de la República en materia salarial, luego de las declaraciones realizadas por el Mandatario  en su cadena radial del sábado pasado.

El presidente Rafael Correa, luego de explicar que  el salario  está en USD 218 y que  el costo de la canasta básica bordea los USD 522,  señaló que el salario justo debería cubrir al menos esa canasta básica.  Y para que eso ocurra, “...ese salario es de USD 320”.

Luego añadió que el Gobierno propondrá el concepto de salario digno, cuya figura implica que ninguna empresa pueda declarar utilidades hasta que todos sus trabajadores  ganen  USD 320.

Los gremios empresariales reaccionaron de inmediato, pues el tema salarial se venía tratando en las reuniones entre representantes del sector productivo, con el ministro de Relaciones Laborales, Richard Espinosa, y con Cely.

Sin embargo, en esas reuniones no se había presentado la propuesta salarial que hizo el Presidente, lo cual confundió a empresarios y trabajadores.
Cely, quien se ha convertido en el nexo entre el Gobierno y los empresarios, organizó una rueda de prensa el martes anterior junto con Espinosa y   señaló que se malinterpretó al Presidente. 
Diferenció el salario mínimo del salario digno. El primero seguirá su curso como ha sucedido en años pasado, es decir, a partir del primero de enero de 2010  habrá un incremento del sueldo  mínimo en el seno del Consejo Nacional de Salarios,   cuyo monto todavía  no está definido.

Mientras que el segundo es  un objetivo del Gobierno y que deberá seguir un proceso. Cely precisó que no se pretende aumentar de la noche a la mañana el salario mínimo a USD 320. “Primero habría que tener  utilidades  y con estas se propone  una remuneración variable y luego  un reparto distinto de las utilidades, que podríamos ver si  quedamos en el 5%”.

Durante esta semana, la Ministra ha mantenido contactos con representantes empresariales para explicar la política salarial del Régimen, situación que también lo ha hecho el ministro Espinosa.
Ayer hubo una nueva reunión entre Cely y representantes empresariales, donde estaba previsto explicar en detalle la propuesta del Régimen en materia salarial.

Ahí también se definió la próxima reunión con el Presidente de la República, donde, además del tema laboral se discutirá la política de comercio exterior y de inversiones privadas.
 
Estos temas quedaron pendientes en la última cita con el Primer Mandatario, realizada en Guayaquil hace dos semanas y convocada a través de la ministra Cely.
  
Según David Molina, subsecretario de Análisis del Ministerio Coordinador de la Producción, el  salario digno, que según Correa debe ser de 320 dólares, no  equivale al incremento de la remuneración  básica unificada (RBU)   que ahora es de  218 dólares.

El salario digno, según el Régimen,   permitirá  al empleado cubrir la canasta familiar básica. que en octubre  se ubicaba en 522,34 dólares, según datos del  Instituto Nacional de Estadística y Censos  (INEC).  Para Molina,  esta cobertura se alcanza si el  salario    de 320 dólares se multiplica por 1,6 perceptores. Es decir, considerando que en un hogar trabajan como mínimo dos personas: una a tiempo completo y otra a medio tiempo.

Para 2011, incluso, el monto podría modificarse de acuerdo con los resultados que arroje  una encuesta que realiza el INEC para redefinir  la cifra de perceptores. Como no se trata de un incremento directo al salario básico, tema que no  aclaró Correa el sábado, el Gobierno habla de  dos propuestas en estudio para llegar al salario digno. La primera implica pagar el decimotercero y decimocuarto sueldos  junto a la RBU e incrementar anualmente este monto con  base en tres criterios: inflación, productividad general media y un factor de equidad en función de la situación del país.

La otra forma implicaría  un nuevo esquema de reparto de utilidades, donde   el monto que generen las empresas deberá ser repartido como  remuneración variable a los trabajadores que ganen menos de  USD 320.

Desde su llegada al Ministerio de la Producción, Cely tendió un puente con el sector empresarial mediante el cual se ejecutaron varios foros para delinear la agenda productiva de 15 sectores estelares. Estaba previsto  presentar la agenda en este mes, pero no se ha concretado.También, durante su  gestión como presidenta al Consejo de Comercio Exterior (Comexi), se trasladó de cupos a aranceles 251 subpartidas bajo restricción de importaciones y se impuso la salvaguardia cambiaria a Colombia.

¿Quién Es?
La Ministra  de la Producción es economista, graduada de la Universidad Católica de Guayaquil. Con una beca del BID obtuvo un masterado en Administración Pública en  la Universidad de Harvard, EE.UU.

LO QUE DIJO
El presidente Rafael Correa retomó hace una semana el tema del salario digno creando expectativa entre  empresarios y trabajadores sobre un incremento de la remuneración básica de USD 218 a USD 320.

LO QUE HIZO
En una rueda de prensa aclaró las palabras del presidente, al precisar  que el salario básico no subiría en a USD 320 sino que era una propuesta en estudio  basada en las utilidades que generan las empresas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)