5 de marzo de 2015 20:46

Celulares ensamblados localmente soportan 4G 

Motsur es una empresa fabricante de teléfonos Alcatel y tiene su planta en Cuenca. La empresa está lista para competir con otras marcas de teléfonos que funcionen en la red 4G. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

Motsur es una empresa fabricante de teléfonos Alcatel y tiene su planta en Cuenca. La empresa está lista para competir con otras marcas de teléfonos que funcionen en la red 4G. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 23
Giovanni Astudillo
Pamela García G

Las ocho ensambladoras de celulares que existen en el país están en capacidad de producir equipos con la tecnología 4G, la cual permite navegar a mayor velocidad en Internet y que se expandirá cuando las operadoras privadas ofrezcan este servicio en los próximos meses.

El año pasado se fabricaron un millón de unidades en el país -el doble respecto al año previo- y el 91% correspondió a dispositivos de gama baja y media. La diferencia fue de teléfonos inteligentes, pero este año se prevé que el 60% de la producción sea de ‘smartphones’ de alta gama, que usen tecnología 3G y 4G, dice Gabriel Garcés, presidente de la Asociación de Ensambladores Electrónicos y Eléctricos del Ecuador y gerente general de la firma Desarrollo y Manufacturas Electrónicas Ecuatorianas (DME).

Para lograr ese objetivo, asegura que las plantas cuentan con personal capacitado, tecnología e infraestructura. Y un tema fundamental para que se pueda cumplir ese propósito fue la modificación que hizo el Gobierno a la normativa para la producción local, que elimina una exigencia que complicaba el ensamblaje de ‘smartphones’.

Con esta flexibilización, Pedro Cordero, gerente de Operaciones de Hipertronics, explica que ya no será necesario que la placa electrónica del conector del teléfono llegue soldada parcialmente, con la finalidad de completar el proceso en el país. Antes se debía soldar una parte localmente, lo que podía afectar a las partes aledañas. Ese proceso en el exterior lo hacen robots, debido a que las placas electrónicas son diminutas y se requiere de alta precisión.

Esta modificación es importante, dice Andrés Tapia, representante de la empresa cuencana Motsur, que es la única ensambladora de teléfonos Alcatel en Sudamérica.

Cuenta que su firma tiene la infraestructura y el conocimiento recibido de Alcatel, así como los modelos para competir con celulares para 4G.

No se requiere una gran inversión para pasar de la producción de un dispositivo 3G a otro 4G, explica Cordero, pues lo que cambia son las actualizaciones de software, cambios en el microprocesador, etc.

Garcés asegura que las ocho ensambladoras están en capacidad de aumentar su producción. Con el 60% de la capacidad instalada podrían fabricar 4,1 millones de unidades “de cualquier tipo de teléfono… Y podríamos abastecer tranquilamente al mercado nacional”.

Motsur es una empresa fabricante de teléfonos Alcatel y tiene su planta en Cuenca. La empresa está lista para competir con otras marcas de teléfonos que funcionen en la red 4G. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

Cordero añade que además de la calidad los teléfonos ensamblados localmente compiten en precio. Los ‘smartphones’ de la marca grün, de Hipertronics, bordean USD 150 “y se comparan con otros que cuestan hasta 4 veces más”.

Ahora, existe un tema pendiente que tiene inquietos a los ensambladores locales y es el cupo de importaciones para este año, lo que marcará la producción local, agrega Tapia. “Si se abren los cupos para la importación, las fábricas tendrían que cerrar. Nos tocaría dedicarnos a (ensamblar) modelos que ya no tienen gran demanda”.

En la actualidad, dice, los usuarios demandan dispositivos que por lo menos puedan conectarse a una red wi-fi para acceder a redes sociales.

La decisión sobre las importaciones está en manos del Gobierno, que ofreció un aumento en los cupos a raíz de la firma de contratos con Movistar y Claro para la expansión de la red 4G.

Garcés espera que las empresas de telefonía móvil demanden más celulares ensamblados localmente. Según él, el año pasado el 7% de la producción de las firmas nacionales fue comprado por las telefónicas.

Ayer, en el marco del lanzamiento del Alcatel One Touch Pop 2, un smartphone de bajo costo para el mercado nacional, Movistar informó que adquiere celulares ensamblados localmente de las marcas Alcatel, Vi Mobile y Go Mobile.

Según datos de la firma GSMA Intelligence, la presencia de teléfonos inteligentes que soporten la tecnología 4G aumentará su participación en el mercado ecuatoriano, pasando de un 36% en el 2014, a un 67% para el 2020.

La firma DME ya produce teléfonos 4G bajo la marca Yezz, como el Andy 3,5, que lleva cerca de 10 000 unidades ensambladas. “Ya que poseemos toda la capacidad instalada actualmente para producir desde hoy”, dice Garcés.

Debido a que las redes 4G están en expansión en Latinoamérica, por lo que la oportunidad de exportación de teléfonos desde Ecuador es grande, según GSMA.

Factory Tech es una empresa guayaquileña ensambladora de dispositivos del consorcio chino ZTE. Desde hace un año exporta a Bolivia a través de la operadora Tigo. Luis Zambrano, su gerente General, señala que fabrica tres modelos de gama alta y baja, cuyos precios oscilan entre USD 147 y 330.

En contexto

Tres de las ocho ensambladoras de celulares que existen en el país comenzaron a funcionar el 2014: DDM en Quito, Goldentech, en Durán; y FactoryTech en Guayaquil. Estas ya empezaron a producir teléfonos con tecnología 4G, cuya demanda aumentará no solo en el país sino también en la región, debido a la expansión de la red 4G.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)