2 de December de 2009 00:00

La CCE tiene reparos al proyecto de Ley de Cultura

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura

La Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión -CCE- ha hecho dos reparos al proyecto de Ley Orgánica de Cultura, cuyo informe está listo para el primer debate en la Asamblea.

En el artículo 71, dice un comunicado oficial de la Casa, se respeta su personería jurídica, la autonomía de gestión financiera y administrativa. Sin embargo, en el artículo 73 “se la despoja nuevamente de su personería jurídica señalando que esta Institución estará constituida por una ‘red de todos sus núcleos’, es decir, se suprime la matriz”.

El otro reparo, calificado de grave por la CCE: “En el 4to inciso del  artículo 73 se precisa que la Asamblea de la Casa de la Cultura está conformada por los presidentes de todos los núcleos y es presidida por el Ministro encargado de la Cultura”.

En otras palabras, según el comunicado, la Casa queda reducida a un simple departamento del Ministerio de Cultura.

La CCE reconoce que la Comisión Especializada Ocasional de Cultura ha concluido el informe para el primer debate de la Ley Orgánica de Cultura. Y celebra ese hecho porque en los 107 artículos se acentúan los derechos culturales, la identidad cultural, la libertad de creación, patrimonio cultural, el fomento a la interculturalidad, la participación de pueblos y nacionalidades.

La Junta Plenaria de la Casa, que acaba de cumplir 65 años de servicio, solicita a los miembros de la Asamblea Nacional que corrijan lo que nombra de “grave equívoco”.

El asambleísta Marco Murillo, presidente de la Comisión que organiza el proyecto de ley, confirmó a este Diario que acaso el 8 de diciembre ya pase al primer debate de la Asamblea.

Murillo reconoció que falta pulirlo, porque es una ley sobre un tema complejo, difícil, en el cual estén representados los gestores culturales, los pueblos y nacionalidades; la memoria, la identidad, el patrimonio. Según Murillo, la CCE no desaparecerá al integrarse al Sistema Nacional de Cultura (SNC).

En su visión, es importante que tanto el Ejecutivo como la Casa integren el Sistema para llevar adelante los diversos procesos culturales. Murillo cree que los núcleos provinciales de la CCE deben fortalecerse en sus presupuestos. Dice que la elección de las dignidades debe ser más universal y democrática.

El asambleísta de Amauta Jatari sostiene que el debate en el Pleno enriquecerá el proyecto de ley y está dispuesto a dialogar con las autoridades de la Casa para “acercar posiciones”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)