14 de febrero de 2018 12:33

Fieles católicos de Guayaquil acudieron a las iglesias para imposición de la cruz

Desde tempranas horas de este Miércoles de Ceniza, los fieles acudieron a las iglesias del centro de Guayaquil para el inicio de la Cuaresma. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Desde tempranas horas de este Miércoles de Ceniza, los fieles acudieron a las iglesias del centro de Guayaquil para el inicio de la Cuaresma. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Jorge González

Los feligreses católicos aprovecharon la mañana de este miércoles 14 de febrero del 2018 para visitar las distintas iglesias de Guayaquil como parte del Miércoles de Ceniza, que se celebra en el inicio de la Cuaresma católica.

Este miércoles, tras la celebración del Carnaval, las iglesias abrieron sus puertas temprano para acoger a los devotos. Uno de los templos fue La Merced, en pleno centro del Puerto Principal.

Hasta el lugar llegaron a misa de 08:30 cientos de ciudadanos con vestimenta formal y uniformes bancarios en su mayoría. Con mucha devoción, los católicos escucharon la eucaristía para luego recibir la imposición de la ceniza que es el resultado de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.

El sacerdote, al final de la ceremonia, dibujó una cruz en la frente de los creyentes que de esta forma se preparan para vivir el Misterio Pascual, es decir, la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor Jesús. El Miércoles de Ceniza corresponde al primer día de la Cuaresma.

La imposición de la ceniza que es el resultado de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

La imposición de la ceniza que es el resultado de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO


María Guamán, de 58 años, fue una de las ciudadanas que llegó a la iglesia. Acompañada de su hija de 30 aseguró que aprovechó la mañana para “recibir la bendición de Cristo” porque luego debía cumplir con varias diligencias en el centro de la ciudad.

También acudió Mario Farfán de 28 años. El joven trabaja en la agencia de un banco y salió del templo con la cruz en su frente. “Si no venía a misa temprano se me iba a dificultar en la tarde porque trabajo y luego voy a la universidad”.

La imposición de la ceniza que es el resultado de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Otra de las parroquias con gran actividad fue la San Francisco, en la avenida 9 de Octubre. Allí Susana Peña, de 32 años, hizo una reflexión sobre el mensaje pastoral. “La Iglesia hizo un llamado a los fieles a confesar sus pecados graves, hacer buenas obras, ser solidarios con los que sufren y a renunciar a lo superfluo”.

En las parroquias de Guayaquil hay distintos horarios para las misas. Por ejemplo, en la Sagrado Corazón de Jesús, en el centro-sur, hay misa a las 19:00; también en ese horario en la Beata Mercedes de Jesús (Cruz del Papa) en Samanes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (5)