8 de November de 2009 00:00

El caso de corrupción de los altos mandos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Rogelio Viteri Ungaretti

EL COMERCIO, en su edición del 23 de octubre, publica una reseña de la situación que me correspondió vivir cuando cumplía mi función como Agregado de Defensa en el Reino Unido, al detectar la flagrante corrupción de los altos mandos militares, acción que se la venía efectuando por costumbre durante varios años, sin que ninguno de los testigos  de estos hechos dolosos los denunciaran, sino que con el fin de escalar niveles jerárquicos, sin complicarse la vida, los observaron y callaron, convirtiéndose en cómplices.

En mi caso  jamás he permitido, cuando estaba dentro de la Armada  y como norma de mi vida, actos que violan no solo  las normas de disciplina, que se supone son parte intrínseca de los organismos militares, sino porque además, se estaba jugando y despilfarrando de manera infame y antipatriota los dineros que son el fruto de los impuestos que pagan los ciudadanos ecuatorianos para que se reviertan en obras de beneficio social.

Debo expresarles a ustedes  de manera muy sentida mi gratitud por haber recuperado mi caso, fruto del cual estamos viviendo las consecuencias.

Las víctimas inocentes son mi esposa y mis hijos, mientras los culpables siguen disfrutando de los frutos que les dejó su “gran capacidad” negociadora, contratando los seguros de las aeronaves militares con sobreprecio,  acción que fue demostrada por el único organismo transparente del Ecuador,  la Comisión Anticorrupción, sin que ningún Gobierno se haya preocupado porque se haga justicia, ni en este ni en ningún otro caso.

Además, el valor agregado de reverdecer este caso de los seguros de las aeronaves militares demuestra de manera evidente el papel fundamental de la labor orientadora de la prensa del Ecuador, de manera específica, EL COMERCIO, que con un muy alto sentido investigativo cubrió mi caso, demostrando que tenía razón. Mostrando el abuso del poder de los  culpables, para eludir la justicia.

Al saludar la labor pulcra y pluralista de EL COMERCIO, auguro éxitos tanto a su digna persona, Sra. Directora, como a toda la organización que hace  tan valioso medio de comunicación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)