7 de julio de 2014 15:55

Casa Blanca asegura que mayoría de niños solos serán deportados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
DPA
Washington

La Casa Blanca aseguró hoy que "la mayoría" de niños indocumentados no acompañados, procedentes principalmente de Centroamérica, serán deportados, ya que "probablemente" no cumplirán los requisitos para permanecer en Estados Unidos por motivos humanitarios.

"Si no cumplen los requisitos para permanecer en este país, serán devueltos a casa", aseguró hoy en rueda de prensa Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca.

La Casa Blanca dejó, sin embargo, claro que cada caso de deportación se examinará de forma individual, tal y como requieren las leyes migratorias estadounidenses. Será un juez de inmigración el que determine si el menor debe ser o no deportado a su país de origen.

La administración Obama se encuentra desbordada ante la llegada en los últimos ocho meses de 52.000 menores indocumentados no acompañados, procedentes principalmente de El Salvador, Guatemala y Honduras. Se espera que al final de este año fiscal, en el mes de septiembre, su cifra llegue a los 90 000.

El gobierno de Estados Unidos presentará mañana al Congreso de Estados Unidos su plan definitivo para hacer frente a esta crisis humanitaria y acelerar el proceso de deportación de los niños centroamericanos.

La prensa estadounidense asegura que Obama solicitará al Congreso USD 2 000 millones, aunque la Casa Blanca todavía no ha confirmado la cifra exacta.

La ley estadounidense permite deportar inmediatamente a niños inmigrantes mexicanos y canadienses, ya que ambos países comparten frontera con Estados Unidos, pero en el caso de los niños centroamericanos o de otros países no limítrofes es un juez de inmigración el que debe decidir si deben ser o no deportados.

De hecho, los niños centroamericanos se pueden quedar meses o incluso años en Estados Unidos hasta que se resuelva su caso de deportación. Desde que estalló la crisis, el gobierno estadounidense ha dejado claro que estos niños que cruzan ilegalmente la frontera no tendrán ningún beneficio migratorio.

La semana pasada, Washington lanzó una campaña en español para trata de contrarrestar los rumores infundados diseminados por los "coyotes" de que los menores que cruzan solos la frontera no serán deportados y que obtendrán permisos para quedarse en el país. El documento que se emite a nombre del niño detenido por la patrulla fronteriza no es un permiso, sino un aviso de comparecencia en un proceso de deportación ante un juez de inmigración.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)