29 de November de 2009 00:00

Una casa abrió las puertas a la mecatrónica

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Jóvenes

Si alguien dice que  las creaciones tecnológicas de la Universidad  Internacional son  ‘puro invento’, no están equivocados.



Algo más
El proyecto   de Patricio Cueva y sus compañeros se  clasificó a un concurso en Nuevo México. La mayoría de trabajos de la casa abierta estuvo   enfocado  a la no   contaminación.  
Este motor   para carro, dice Patricio, “emite seis  moléculas de agua y dos de CO2”, lo contrario de lo que sucede con los motores  que funcionan con   gasolina.
 La casa   abierta de la U.  Internacional empezó el lunes y cerró ayer.
 Se mostraron     inventos e investigaciones. Hubo un carro eléctrico,   un sensor que alerta al conductor si este se duerme o se cansa.Esta semana, los chicos de la carrera de Mecatrónica mostraron que sus tareas  sí son ‘puro invento’, pero en el buen sentido de la expresión.

Ellos abrieron las puertas de la ‘U’ para mostrar -en una casa abierta- desde un triturador de basura orgánica  hasta una biblioteca virtual. 

Luis Fernando Loaiza, de 19 años, cuenta que hizo un tren ecológico     junto a sus  ‘compas’   Giselle Albán (18) y Jonathan Corrales (19). Fue la tarea final del semestre pasado, porque este también crearon una máquina para tejer mallas. 

“Este tren utiliza  energías renovables, tiene un panel solar y una hélice. Por eso funciona con energía solar y energía eólica”, dice Luis Fernando, mientras su tren avanza por un pequeño riel. 

La idea, según  Giselle  (18), nació de la necesidad de crear un sistema que no contamine el ambiente. Pero esta propuesta no es posible en el país, “porque no hay apoyo para usar sistemas que no utilizan   combustible”, continúa Jonathan.
Ellos son de la carrera de Ingeniería en Mecatrónica. Dicen que eligieron esta carrera porque  así  pueden “crear máquinas que faciliten la vida  a las personas”.

Cada semestre, los estudiantes de esta profesión deben desarrollar un proyecto.  Por eso, José Luis León y Salim Abedrabba, también alumno  de mecatrónica, crearon un prototipo robótico. Se trata de un   brazo mecánico, diseñado para clasificar objetos.

Tiene dos cámaras web, explica  José Luis León. A través de esto y algunas  programaciones, que solo los estudiantes  comprenden, el brazo encuentra las coordenadas de los objetos y los atrapa.

“Nos tomó de seis a ocho meses... Pero seguimos haciendo investigaciones para cambiar el sistema a Linux. También queremos orientarlo al uso de sensores e inteligencia artificial”, dice José.
  
Cerca de ellos mostró su proyecto  Esteban Carrillo (19). Él  hizo un carro con doble sistema de frenado. “Una alarma nos avisa  si el disco se recalienta  y que debemos usar el segundo sistema.  Cuando hay un choque inminente usa el otro freno”. 
 
Otro de los proyectos fue el de Patricio Cueva, quien trabajó en un motor que usa energías renovables.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)