10 de diciembre de 2016 15:16

Contenido de la carta que dejó antes de morir el guardia del edificio donde fue asesinada la niña colombiana

Un grupo de personas se reúnen frente al edificio donde vive el supuesto responsable de la muerte de la niña de 7 años Yuliana Andrea Samboni Muñoz

Un grupo de personas se reúnen frente al edificio donde vive el supuesto responsable de la muerte de la niña de 7 años Yuliana Andrea Samboni Muñoz. Foto: Agencia EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 64
Triste 39
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 4
Redacción Elcomercio.com

El pasado viernes 9 de diciembre de 2016, la policía colombiana halló en Bogotá el cuerpo fallecido del vigilante del edificio en el cual fue violada y asesinada la niña colombiana de siete años Yuliana Samboní.

El cuerpo de Fernando Merchán, cuidador del recito, fue hallado con signos que apuntarían a un suicidio. Sin embargo, la policía y la Fiscalía colombiana no descartan que haya sido un homicidio. Junto a su cadáver, fue encontrada una nota de despedida del conserje a sus familiares que podría dar nuevas pistas para la resolución del caso.

En una corta y concisa carta, el cuidador del edificio escribió: “Hijitas perdónenme, a María y demás amigos y familiares, pero no quiero volver a la cárcel. No quiero dañarles la Navidad, soy inocente”, según recoge la revista colombiana Semana.

En un comunicado de prensa, la Fiscalía General de Colombia aseguró que “lamenta el suceso en el día de hoy del señor Fernando Merchán, vigilante del edificio, quien por lo demás venía colaborando con la Fiscalía y había rendido ya una entrevista orientada a conocer todas las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrió el deceso de la niña”.
Según recoge la emisora Caracol, Merchán era viudo y vivía junto a su hija menor de 23 años. “Era una persona normal, trabajaba de vigilante. Llegaba del trabajo a su casa. Desde el 2003 Fernando vivía en este conjunto", asegura a la radio uno de los vecinos.

El testimonio de Merchán fue clave en la reconstrucción de los hechos, puesto que fue la única persona que estuvo presente en el edificio de principio a fin mientras ocurría el asesinato. Durante los interrogatorios por parte de la policía al conserje, este habría dado datos claves como las horas de entrada y salida de Rafael Uribe, el principal sospechoso en el caso, según informa el diario El Espectador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (56)
No (15)