25 de noviembre de 2017 11:27

Edición 44 de la carrera de coches de madera rompe récord de inscritos

La final será desde las 08:30 del sábado 2 de diciembre, en la calle Mejía. Se trata de un recorrido de 2,2 kilómetros en el Centro Histórico de Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

La final será desde las 08:30 del sábado 2 de diciembre, en la calle Mejía. Se trata de un recorrido de 2,2 kilómetros en el Centro Histórico de Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Ana María Carvajal

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

62 competidores de entre 6 y 16 años participan este año de la tradicional carrera de coches de madera que se inició este sábado 25 de noviembre del 2017, en la calle Las Casas, en Quito.

Los primeros en salir fueron los pequeños de seis a nueve años, quienes corrieron con el apoyo de los quiteños que observaban desde las aceras a lo largo de los 1 500 metros fijados para el recorrido.

La segunda eliminatoria se realizará el jueves 30 de noviembre, en la calle Río de Janeiro, desde las 19:00. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

La segunda eliminatoria se realizará el jueves 30 de noviembre, en la calle Río de Janeiro, desde las 19:00. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

En esta primera eliminatoria se corren 15 Mangas de cuatro participantes cada una. La segunda eliminatoria se realizará el jueves 30 de noviembre, en la calle Río de Janeiro, desde las 19:00. Se trata de la única jornada nocturna y abarca una distancia de 1 000 metros.

La final será desde las 08:30 del sábado 2 de diciembre, en la calle Mejía. Se trata de un recorrido de 2,2 kilómetros en el Centro Histórico de Quito, como un homenaje a Quito en sus fiestas de fundación.

En el trayecto, algunos pequeños sufren percances y tras la adrenalina de la competencia abrazan a sus padres. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

En el trayecto, algunos competidores sufren percances y tras la adrenalina de la competencia abrazan a sus padres. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Los competidores bajan detrás de los motociclistas de la Agencia Metropolitana de Tránsito que les abren paso. En el camino, sus familiares los animan desde las veredas y algunos corren junto a ellos.

En el trayecto, algunos pequeños sufren percances y tras la adrenalina de la competencia abrazan a sus padres y lloran con ellos. Nicolás Salgado, por ejemplo, se lesionó el pie izquierdo mientras intentaba detener su coche lucho de cruzar la meta. Los paramédicos revisaron su pie y diagnosticaron un trauma en el empeine.

Pero las caídas no importan. Ellos ya esperan la segunda eliminatoria y quienes no superan esta fase ya piensan en el diseño de su coche para el próximo año.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)