28 de abril de 2016 13:50

Carpas y brigadas de salud, algunos de los pedidos en La Villega

Campamento de albergues en La Villega, en Pedernales, provincia de Manabí. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Campamento de albergues en La Villega, en Pedernales, provincia de Manabí. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Valeria Heredia

Más de 500 personas se han refugiado en el albergue de La Villega, en Pedernales, tras el terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter del sábado 16 de abril. A este espacio llegaron personas de Pedernales y Nepal, entre otras poblaciones de la provincia de Manabí.

En este albergue se han organizado con líderes comunitarios, quienes manejan a los grupos de familias. Armaron sus propias carpas con plásticos y palos y cada uno prepara sus alimentos.

También hay horas que reciben los alimentos de un grupo de chefs. Pero el lodo todavía es un gran problema. Además, les falta de carpas y atención en salud.

El albergue en La Villega, en Pedernales, provincia de Manabí, se ha realizado con el trabajo de líderes comunitarios. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

El albergue en La Villega, en Pedernales, provincia de Manabí, se ha realizado con el trabajo de líderes comunitarios. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Enrique Cisneros, quien administra el albergue, señaló que es necesario que haya representantes de Ministerio de Salud las 24 horas, ya que hay grupos vulnerables que necesitan de la presencia de médicos a toda hora, como mujeres embarazadas y adultos mayores.

Armides Murillo es uno de los dirigentes y explicó que sus casas se destruyeron. Las familias están viviendo en los patios y han acogido a otras personas. "En un solar hay cinco o seis familias, que han armado sus carpas para resguardarse", contó.

Carpas y brigadas de salud permanentes son algunos de los pedidos en La Villega, en Pedernales Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Carpas y brigadas de salud permanentes son algunos de los pedidos en La Villega, en Pedernales Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

En esta zona se han sentido lluvias fuertes y el albergue se ha llenado de lodo. "Hemos tratado de gestionar con empresas y con el Gobierno para la entrega de plásticos y demás productos. Lo seguiremos haciendo para mejorar la calidad de vida", dijo Murillo.

Las 120 familias que se asentaron en este albergue también necesitan un apoyo para sus hijos, ya que no tienen los útiles escolares y el inicio de clases se aproxima, en junio. Ahora únicamente tienen un deseo: volver a sus terrenos y levantar sus vidas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)