21 de December de 2009 00:00

La carne sin grasa impide subir de peso

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad

Una persona  adulta necesita diariamente entre 2 000 y 3 000 calorías (energía provenientes de alimentos) diariamente  para  realizar sus actividades normales. El médico Max Torres, especialista en  obesidad y  sobrepeso,   sostiene que  en las fiestas de Fin de Año la gente fácilmente  consume hasta 4 000 calorías por día.  

Esto, por la ingesta  de grasas saturadas, chocolates, bebidas..., que  causan la subida   de peso.   Para impedirlo,   el médico sugiere    que  en las comidas    no falten     abundantes  ensaladas,   verdura  (lechugas,  acelgas,   espinacas...).  

La   intención es que     al consumir estos productos  la   persona  sienta una   sensación de  saciedad y deje de lado  las  carnes rojas o carbohidratos.     Cuando de     mariscos se trata   puede prepararse   al vapor o a la plancha, pero  no  fritos, porque  acumula grasas. En bebidas,    el médico  gastroenterólogo Nelson Burbano   no  recomienda el   champán. “Es      efervescente y     provoca     llenura y   gases”.

HIPERTENSIÓN

Las  cantidades mínimas de sal   impiden que  la presión  se eleve

La limitación   de la sal en las comidas es la primera recomendación  para  aquellas personas  que  padecen  de  hipertensión.  Este cuadro  se  caracteriza  por el   incremento continuo de la  presión arterial (fuerza que     la sangre  ejerce  contra las paredes de las arterias cuando circula por   el organismo).    Según el médico  internista Pablo Herrera, la sal aumenta  considerablemente esa presión.  Y   sugiere moderar el uso   en  ensaladas, por ejemplo.                

En cambio, para aquellas personas   que tienen colesterol y   triglicéridos    elevados se sugiere    el consumo      de  carnes blancas que    contienen bajos   niveles de grasa.   Herrera  manifiesta   que en estos casos   el   postre  puede     ser    frutas como  plátanos, uvas,  fresas, naranjas.  Una investigación  reciente de la   Universidad de Tufts en Estados Unidos  revela   que las  personas  con menor ingesta de fruta,   especialmente  los que contienen  vitamina C,  tienen entre dos y tres veces más posibilidades de sufrir de hipertensión. 

De allí  que Herrera  advierte que se consuma al menos una  porción diaria.       En   bebidas, el   médico   pide  abstenerse, especialmente  de aquellas    con fuerte contenido de alcohol.  La hipertensión es  la consecuencia  más frecuente del  sobrepeso y la obesidad. A medida que se aumenta de peso  aumenta   el riesgo de que   se eleve  la  presión    arterial.

GASTRITIS

Los condimentos,  aliños y  ají  son sustancias que   afectan  al  estómago

Para las  personas que tienen gastritis es necesario  que las comidas  no contengan  muchos condimentos o aliños.   El médico gastroenterólogo, Nelson  Burbano,  advierte que  estos  productos  son    pesados   e  irritantes para el organismo.   “Incluso cuando  hay exceso de dulces  a  la postre puede    afectar      produciendo acidez y llenura”.  Para las personas que padecen este  cuadro    también  se sugiere   controlar el consumo de ají. Esto, porque   irrita la mucosa gástrica y puede causar  ardor   y una sensación de acidez.

Las bebidas  alcohólicas  pueden  derivar en    similares  efectos.   Según el médico,  el vino sí es permitido por estas temporadas,  pero  solamente  una   copa.   Datos de hospitales públicos (Eugenio Espejo y Enrique  Garcés)  y consultorios privados    revelan que      luego de las fiestas de Navidad y de Fin de Año, el número de pacientes con    gastritis  complicadas  sube hasta en  20%.  Esto especialmente en las  tres   primeras semanas de enero.     

“Es muy   frecuente  ver  gente que se acerca   con  úlceras,   reflujo  gastroesofágico, afecciones intestinales, síndrome de intestino irritable, salmonelosis”, indica Herrera.           Una gastritis es la inflamación de la mucosa del estómago.   Se  irrita  por un   exceso de  acidez ocasionado   por   comer   algo fuerte,  por    medicamentos o  por    una fuerte   infección.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)