9 de febrero de 2018 17:43

El carnaval en la laguna de la Alameda duró más de cinco horas

A pesar del cereco, estudiantes jugaron carnaval en la laguna de La Alameda. Fotos: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 16


Belén Merizalde (I)

Hasta las 16:20 de hoy, viernes 9 de febrero del 2018, más de
3 000 estudiantes de diferentes colegios de Quito jugaron carnaval en la tradicional laguna del parque de la Alameda, ubicada en el centro de la ciudad.

A esa hora miembros de la Policía Metropolitana colocaron nuevamente parte de la cerca metálica que fue retirada alrededor de las 11:45 para permitir que los jóvenes ingresen a la laguna.

Los jóvenes de los colegios aledaños a la laguna de La Alameda jugaron Carnaval, después de romper el cerco policial que buscaba impedir el daño al espacio público. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO


Por más de cinco horas los muchachos jugaron carnaval con agua, espuma, anilina, huevos y harina.

Entre gritos y correteos se observaba cómo poco a poco iban siendo lanzados por sus propios amigos hasta la laguna.

Según el primer balance de la Policía Metropolitana seis jóvenes resultaron con contusiones y algunos de ellos presentaron signos de un leve ahogamiento, pues no sabían nadar.

“Estuvimos con un contingente de 30 funcionarios, también tuvimos atención prehospitalaria, buzos y dos botes”, mencionó el inspector de la Policía Metropolitana, Marco Manobanda.

Los policías metropolitanos colaboraron con cuerdas para que los jóvenes pudieran salir del agua.

Una vez que se cerró el acceso a la laguna los estudiantes se dispersaron por las calles aledañas.

El parque recobró el silencio, pero el espacio quedó lleno de basura y el agua de la laguna completamente turbia.

Personal de la Empresa Pública Metropolitana de Aseo trabajó en la laguna para limpiarla. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Personal de la Empresa Pública Metropolitana de Aseo trabajó en la laguna para limpiarla. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO


Personal de la Empresa Pública Metropolitana de Aseo acudió al parque para limpiar rápidamente todos los desperdicios que quedaron.

Además en dos canoas personal que trabaja en el parque arrancó la limpieza de los objetos más grandes que quedaron en el agua como botellas, fundas, cuadernos e incluso zapatos.

Basura y desperdicios sobre el agua de la laguna. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Basura y desperdicios sobre el agua de la laguna. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)