5 de febrero de 2016 19:56

El carnaval se jugó en La Alameda hasta la tarde

Estudiantes de colegios cercanos al Centro Histórico jugaron Carnaval en el parque La Alameda, en Quito. Foto: EL COMERCIO

Estudiantes de colegios cercanos al Centro Histórico jugaron Carnaval en el parque La Alameda, en Quito. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 25
Unidad de Noticias

El juego de carnaval en un sector de la laguna de La Alameda se extendió hasta las 16:30, aproximadamente. En el sector de la Maternidad Isidro Ayora, pequeños grupos de estudiantes de distintos colegios de la ciudad seguían en el agua. A esa hora su dotación de harina y de espuma se les había acabado.

La cantidad de estudiantes era mucho menor a la registrada la mañana y parte de la tarde de este viernes 6 de febrero del 2016. Pablo S. y Marco P., mientras secaban sus sacos y camisas de su uniforme, recordaban lo que ocurrió en la mañana, cuando un contingente de casi 100 policías se distribuyó en el entorno de la laguna y, principalmente, en el sector de los muelles. Los miembro policiales estuvieron a pie y en motocicleta.

La presencia de los uniformados impidió que, desde cerca de las 09:15, aproximadamente, los alumnos ingresen a jugar en la laguna. Desde ese momento, se dio una suerte de juego del gato y ratón ya que los estudiantes indistintamente, y desde varios lugares, se dieron modos para entrar al agua. Unos lo hicieron sin mucha complicación, pero a los pocos minutos eran "invitados" por los policías para que salgan. Otros no pudieron sortear los pequeños cercos que se armaron en buena parte de esta infraestructura de agua. Hubo uno que otro empujón se registraron, pero sin violencia.

Estudiantes jugaron el Carnaval en La Alameda. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

En este escenario que se centró principalmente en el sector de los muelles, donde se ubican los botes de alquiler. Pero, en el sector de la Maternidad , en la calle Luis Sodiro y av. Gran Colombia, se abrió un espacio que fue aprovechado por los estudiantes para masivamente ingresar al agua. La laguna era un hervidero de estudiantes: gritos, risas, empujones y sumergidas fueron parte del festejo. A los jóvenes no les importó el estado ni las condiciones del agua.

Los estudiantes lograron ingresar a la laguna de La Alameda, a pesar de los controles policiales. Para los colegiales ya es una tradición jugar carnaval en este lugar. Fotos: Valeria Heredia/ EL COMERCIO

Unas dos estudiantes quedaron golpeadas, pero fueron atendidas en ese momento.

Desde las 14:00, la cantidad de estudiantes secundarios fue reduciendo, hasta las 16:00. Tras mojarse y festejar, iniciaron el retorno a sus casase inician las vacaciones intermedias hasta el 15 de este mes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)