19 de July de 2009 00:00

Carmigniani presenta a su Olmedo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

José Joaquín de Olmedo llega a Paita, en una suerte de exilio. Es 1846. En el puerto peruano se da un encuentro imaginario con Manuela Sáenz y Pedro Rodríguez, ambos muy cercanos a Simón Bolívar.

Durante la reunión, que dura algunos días, se producen conversaciones en las que el prócer guayaquileño habla de su vida, pensamiento y obra, así como su papel en la independencia de Guayaquil y de Quito. También, su actuación en las Cortes de Cádiz, la creación de la República y la Revolución Marcista, de 1845.

Olmedo recuerda la formación que tuvo en Quito, en su niñez, de la mano de Eugenio Espejo y la relación con José Mejía Lequerica. Esta es parte del argumento
de la película que César Carmigniani presentó la noche del viernes.

El auditorio de la Universidad Católica de Guayaquil fue el sitio escogido para presentar ‘Olmedo, el castigo de la grandeza…’ 

“Nos propusimos decir, incluso denunciar,  que algunos historiadores inexplicablemente no le han dado (a Olmedo) la importancia que tiene en la Historia. Fue un pionero de las letras en el mundo, pero también fue un prócer”, señala el director.

Pero aclara que no se trata de una cinta histórica, sino de ficción ya que surge tras un encuentro de Olmedo (Pedro Saad), Sáenz (Rosa Victoria Pardo) y Rodríguez (Hernando Rojas), que en realidad no se dio. Saad  dice que la cinta  muestra a un Olmedo poco conocido y que ha sido injustamente tratado, a diferencia de otros próceres y padres de la patria. “Ha sido el gran olvidado de la historia;  creo es un justo homenaje rescatar su figura”.
 
Rosa Victoria Pardo interpreta por segunda vez a  Manuela. Hace 10 años lo hizo en una producción en la que Carmigniani fue Bolívar. Esta vez, señala, era justo hacerle este homenaje.  “Se apasionó tanto por la vida y dio tanto que, al final, tiene esa soledad de los héroes”. En este papel se ve a una Manuela más sosegada y  reflexiva. El encuentro imaginario  le permite explicar sus razones y pensamiento luego de quedarse  sola,  sin Bolívar y sin   libertad.

Los diálogos incluyen frases referidas a Olmedo como: “Bienvenido al fin del mundo, padre del Ecuador”, “Usted, al igual que él (Bolívar), siguió el mismo camino”, “Ese hombre que tú ves, es el padre de la patria, el que te liberó. Él está viviendo el castigo de la grandeza”, “A más de ser un prócer, fundó la
República…”.

Pardo reconoce que habrá reacciones a favor y en contra en cuanto al contenido. Por eso, se adelanta a decir que esta producción pone en escena a un personaje olvidado, desterrado de la historia.

“A él le sucedió en Ecuador lo que a  Manuela le pasó en América Latina. Efectivamente eso sucedió, nos guste o no”.

Para Saad, si genera polémica será bueno, porque se habla de nuestra Historia. “No se han manipulado los hechos históricos y Olmedo queda como un guerrero de la independencia”.

El sábado se verá en TV

En marzo   comenzaron las grabaciones  en Babahoyo, la Ruta del Sol, Mindo, Guayllabamba y el Centro Histórico de Quito.

La duración,  sin cortes comerciales, es de unos  80 minutos. Se grabó en video.  Se transmitirá el próximo sábado   por Teleamazonas, a las 21:30.

La producción usó USD 80 000 en efectivo, más USD 40 000  aportados por la empresa privada. También colaboraron el Municipio de Guayaquil, la Prefectura de Guayas y la U. Católica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)