7 de noviembre de 2014 16:58

Carmen Velasquez: ‘Cuando los migrantes me miran en la Corte como jueza se sienten orgullosos’

La ecuatoriana Carmen Velásquez es la primera jueza suramericana en llegar a la Corte Suprema. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

La ecuatoriana Carmen Velasquez es la primera jueza suramericana en llegar a la Corte Suprema. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 16
Contento 12

La ecuatoriana Carmen Velasquez Almeida se convirtió en la primera jueza sudamericana en llegar, el martes 4 de noviembre, a la Corte Suprema del estado de Nueva York, luego de un proceso de elecciones.

La abogada nacida en Quito celebró su victoria. La compatriota concedió una entrevista vía telefónica a diario EL COMERCIO.

¿Cómo se siente ser la primera jueza ecuatoriana en llegar a la Corte Suprema en el estado de Nueva York?

Me siento muy contenta de poder utilizar mi conocimiento y mis credenciales para llegar tan alto. Feliz por las personas que votaron para que yo llegue a esta escala.

¿Qué implica eso de ser jueza?, ¿cuáles son sus funciones?

Soy jueza ahora en la Corte Civil y ya llevo seis años. Cuando una sube al letrado tiene diferentes funciones, Nueva York es una Corte de bastante litigación. Tengo más de 18 000 decisiones realizadas, más de 2 500 juicios. He presidido más de 100 en la Corte con jurado, tengo fallos que se están mirando en el Colegio de Abogados. Es importantísimo lo que se está haciendo.

Tras ganar un puesto en la Corte Suprema con el 14,3% de votos, ¿qué es lo primero que va hacer cuando se posesione?

Ese porcentaje significa 131 926 votos, en la escala democrática es el índice más alto. No solamente es cuestión de las credenciales y del Partido Demócrata, es la gente la que dictamina. En mi línea estaban dos personas en mi contra y tuve el 95% de voto.

¿De dónde vinieron los votos para ser elegida?

Todo fue por voto popular, el mismo escaño con la gente que salió electa, como el Gobernador.

¿Cuándo se posesionará en la Corte?

El viernes 2 de enero de 2015 será el primer día de trabajo. Previamente la juramentación será en diciembre.

¿En algún momento fue discriminada por ser hispana?

En mi carrera judicial no, pero en mi profesión de abogada he tenido tropiezos, ocasiones en las que no me han dejado entrar a la Corte. Situaciones bastantes difíciles, no solo una, muchas.

¿Cómo venció estas adversidades?

Lo más importante es la persistencia y la paciencia, y asegurarse que mis credenciales estén bien.

¿Cómo es aplicar la justicia en Estados Unidos?

Hay mucha diferencia con el sistema criminal de Ecuador. Nuestras leyes indican que nadie puede ser convicto o culpable a menos de que haya un jurado, un juicio, un juez que determine la responsabilidad o inocencia. Hay que entender que los Estados Unidos es un país litigante. La mayor amenaza que la gente dice acá es “te voy a llevar a la Corte”, porque es accesible a los ciudadanos.

¿Algún caso o anécdota especial que recuerde al ser jueza?

He tenido muchos casos pero algunos se me vienen a la mente. Muchas de las personas migrantes cuando me miran en la Corte como jueza se sienten orgullosas, sus hombros se ponen más rectos y tienen la esperanza de tener su día en la Corte. Yo exijo respeto y dignidad para los litigantes y los abogados y también lo doy, eso es muy importante. Personas que me han visto en el letrado se sienten identificadas y eso es bonito para mí y un halago especial.

¿Es la única jueza hispana en el condado de Queens?

Son 3,5 millones de habitantes que tenemos en este condado, el más diverso en todos los Estados Unidos. Tenemos 140 idiomas, diferentes nacionalidades; entonces es muy importante que una persona como yo suba. Siempre relato la historia de cuando llegué a los 14 años sin hablar inglés… estudié, realicé mis logros, porque es importante que entendamos que lo podemos hacer. Con estudio, perseverancia y trabajo podemos llegar a sitios muy altos, y por qué no uno de nosotros. En este caso llegué a la Corte Suprema del estado de Nueva York, un escaño bastante alto e importante.

¿Cómo se considera Carmen Velasquez?

Soy una persona sencilla, que tiene sus responsabilidades, soy madre de una hija, pienso que soy buena hija también. Aparte tengo buenas amistades, me mantengo con la comunidad. La comunidad de hondureños me declararon hija favorita, los peruanos y mexicanos me invitaron a la Organización de Estados Americanos (OEA). Tengo mucha gente bella y hermosa que siempre está a mi lado, mis ecuatorianos han estado todo el tiempo conmigo en la campaña, muchos participaron. Lo más interesante es que todos dejaron sus intereses políticos de lado para correr con la jueza Carmen Velasquez.

¿Qué les diría a las mujeres latinas que luchan por sus sueños y por llegar alto en la vida?

Los sueños se hacen pero lo importante es continuar, no hay metas que no se puedan lograr. Hay que estudiar, ir a la escuela y a la universidad. No es una obligación, pero sin un grado universitario no vas a ir a ningún lado. Recordar que todos somos personas pero algunas tenemos que luchar un poquito más. Que si te caes, tienes que levantarte y seguir adelante.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)