11 de octubre de 2017 11:02

Carlos Pérez pide que se reconozca su matrimonio ancestral con Manuela Picq para que pueda volver al país

El presidente de la Ecuarunari, Carlos Pérez Guartambel organizó un plantón en los exteriores del Palacio de Carondelet, este 11 de octubre del 2017, para pedir que se reconozca su matrimonio ancestral con Manuela Picq. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

El presidente de la Ecuarunari, Carlos Pérez Guartambel organizó un plantón en los exteriores del Palacio de Carondelet, este 11 de octubre del 2017, para pedir que se reconozca su matrimonio ancestral con Manuela Picq. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 48
Triste 2
Indiferente 91
Sorprendido 1
Contento 37
Andrés García

Carlos Pérez Guartambel, presidente de la Ecuarunari, organizó un plantón en los exteriores del Palacio de Carondelet, en el Centro Histórico, para pedir que se reconozca su matrimonio ancestral con Manuela Picq, que salió del país en agosto de 2015, luego de que se le revocara su visa.

En el plantón, desarrollado desde las 09:00 de este miércoles 11 de octubre de 2017, también participaron dirigentes indígenas de Cañar, Azuay, Chimborazo e Imbabura.

Pérez dijo que el objetivo de la protesta fue pedir que se reconozca su matrimonio ancestral con la extranjera y que se le reestablezca su visa. El dirigente indicó que en una reunión pasada que mantuvo con el presidente Lenín Moreno, se le comunicó que "Manuela volvería de forma inmediata". Pero el ofrecimiento aún no se cumple.

Pérez señaló que sufre un quebranto emocional al no poder estar cerca de su pareja. "Cuando salió del país no pudo despedirse de mi madre, que falleció a la edad de 100 años", insistió.

Manuela Picq y Carlos Pérez Guartambel el 20 de agosto del 2015 en el parque El Arbolito, en Quito. Foto:  Alfredo Lagla  / EL COMERCIO

Manuela Picq y Carlos Pérez Guartambel el 20 de agosto del 2015 en el parque El Arbolito, en Quito. Foto: Alfredo Lagla / Archivo  EL COMERCIO

A criterio de Pérez, la lucha no es solo por su pareja Manuela, sino por lograr que el estado reconozca el matrimonio ancestral en el Registro Civil. Tras la protesta, una comitiva ingresó a la Presidencia para exponer su postura.

La última vez que Pérez vio a su compañera sentimental, fue hace cuatro meses, en Tarapotó, Perú. A pesar del impedimento de ingresar al país, Manuela ha bordeado la frontera para encontrarse con Yaku, como se nombra a sí mismo Guartambel.

Picq y Pérez celebraron su matrimonio ancestral en agosto de 2013, cuando hubo luna llena.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (10)