17 de November de 2009 00:00

Carlos Vera llega a Nueva York ahora sí como político

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Olga Imbaquingo, corresponsal en Nueva York

Carlos Vera, ex periodista, insiste que no está en campaña pero quienes acudieron la noche del lunes al museo de Queens lo que vieron fue a un emergente y pasional político al que muchos, decepcionados del presidente Rafael Correa, le quieren ver de candidato.

Vera está en Nueva York, vino a hacer una introducción previa de su libro ¡Nunca Mordaza! y a explicar el por qué deja atrás el periodismo para siempre, para recorrer por el andarivel de los políticos.

Habló de que desde que salió su libro hay una audiencia ecuatoriana que le ofrece simbolizar con la entrega de 10 dólares el rechazo “para enfrentar al tirano que tiene un indudable carisma y el aparato estatal publicitario. No tiene la razón pero sí tiene la fuerza”.

Ese movimiento pro Vera tendría “asustadísimo a Correa”, porque hasta ahora no le había salido un “candidote” fuerte.

Vera hablo muy poco del contenido de su libro y su presentación fue para cuestionar a Correa y mencionar varias veces la posibilidad de una revocatoria presidencial. “La soberbia de Correa es la mejor aliada de la revocatoria”, dijo al tiempo que contó de llegar a plasmarse esas donaciones de 10 dólares, serían seriamente auditadas.

Contó varias anécdotas sobre el movimiento de base que estaría por nacer con un máximo de 10 dólares como donación. Entre ellas la que más lo enterneció fue la de una señora que aseguró que 10 dólares es la comida de un día para ella “pero como estoy gordita, yo le voy a dar”.

Algunos rostros de los inmigrantes que visiblemente en su momento se exhibieron como “correístas” a morir se mostraron dispuestos a dar incluso más de 10 dólares para formar un nuevo movimiento político con Vera a la cabeza. Públicamente le ofrecieron su voto, pese a que él insistió que no está en campaña (todavía) y que el lanzamiento de su libro se ha convertido en un acto político.

Hasta le preguntaron quiénes serían los miembros de su gabinete. Obviamente no dio nombres, pero habló de que si ese fuera el caso ya como candidato expondrá las credenciales de sus ministros para que sean analizados, investigados y examinados.

De Correa reconoció ciertas acciones favorables: “la gran inversión social en educación y salud; el sistema de entrega de bonos; la persecución a los evasores de impuestos; la incautación de los bienes de los Isaías; la ruptura de las relaciones con Colombia, las cuales yo las apoyé en su momento y ahora abogo por la restauración de esos nexos”.

Aunque si hubiera la oportunidad Correa-Vera frente a frente, el segundo le preguntaría al primero: “¿Qué parte se le olvidó de los consejos de su madre para no superar los traumas y complejos?”, está por verse si habrá una respuesta, lo factual es que, excepto algunos asistentes que dijeron no creer en los políticos de ninguna clase, el resto se fue pensando en que ya tienen candidato…

Volverá el nueve de diciembre a realizar la presentación formal de su libro en Nueva York. Será el empresario el empresario Jorge Molina quien al igual que el lunes le dará el apoyo por “su valentía, coraje, por ser un hombre, un caballero, un señor”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)