11 de February de 2010 00:00

Carlos Piechestein tiene 18 años su rincón para hacer ‘milagros’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Guayaquil

Para Carlos  Piechestein, la palabra solidaridad fue parte de la vida de su madre. A ella, la recuerda como una persona excesivamente buena. Este año, su programa, el Rincón de los milagros que se emite por TC, cumple 18 años.



HOJA DE VIDA
Carlos Piechestein
Nacido en   Argentina, tiene 63 años, de los cuales 35 está radicado en Guayaquil, Ecuador. Está casado con María del Pilar García. Ha hecho televisión por más de 30 años.  
Tiene cuatro hijos,  César, Ernesto, Roberto y Carolina. El primero es sacerdote, los otros tres están relacionados con la producción y la televisión.

A lo largo de estas casi dos décadas,  está seguro que ha hecho  que decenas de personas sonrían y sean más felices. Su programa se transmitía en la mañana, pero desde el domingo 7, se lo hace en horario nocturno: 23:30.

Mario Paredes R., Manta
El Rincón de los Milagros es un espacio de  gran contenido y acción social. Si bien tiene una cobertura en Guayaquil, donde la pobreza es más visible ¿se ha pensado cubrir otras ciudades con un Rincón de los Milagros?

En Portoviejo   estuve en  Manavisión, con un programa que se llamaba Por tu gente Manabí, entre 1995 y 1996. Ahora hay un programa que sigue ahí, conducido por un doctor que me ayudaba a mí.  Él también decidió hacer un programa de ayuda. Creo que sigue  en Manabí. En Machala, unos jóvenes están iniciando otro programa y yo voy a colaborar con mi experiencia de estos años.             Yo no tengo problemas de ayudar a alguien que quiere iniciar un programa, en su ciudad,  con mi presencia y experiencia.

Raquel Morales de Vélez, Guayaquil
¿Cómo   selecciona a las personas que  ayuda?  ¿Siente frustración cuando no alcanza las metas?

Según   vamos recibiendo los casos,  los clasificamos entre urgentes y  menos urgentes. Somos un equipo de cinco personas. ¿Si siento frustración? Pocas veces me ha pasado, pero   al principio sí. Después recapacito y digo bueno por algo Dios querrá esto. Otras  veces, ha ocurrido que una  persona ha pasado  por la Fundación y me ha dado lo que me faltaba. Mi tiempo de frustración es muy corto porque enseguida viene la ayuda de la gente.

Elvia López, Guayaquil
Sería bueno que se trabaje más con autoridades locales y nacionales, para que la ayuda sea más efectiva.¿Se lo ha hecho, en alguna ocasión?

Este tema es muy difícil (ríe). Sí hemos recibido ayuda. Por ejemplo, en el Centro de Nutrición Infantil, el Alcalde de Guayaquil nos ha ayudado mucho. El Prefecto también nos ha apoyado. De ciertos políticos o autoridades yo esperaba mucho más,  tuvieron el poder para hacerlo. Pero, ya me cansé de tocar la puerta de atrás.

Mario Zambrano, Riobamba
En su programa sería ideal que informe cómo están las personas favorecidas,  un tiempo después, para ver cómo ha mejorado su salud. ¿Es posible hacerlo?

Por lo general los presento; no puedo a todos porque se me desaparecen. Por ejemplo, yo tengo que captarlos en el hospital. Pero se me escapan algunos porque ellos quieren regresar a su tierra, pues a veces son del interior. O a veces se mudan. Tenemos un registro de ellos. Esa carpeta la llevaré hasta cuando me muera para presentársela a San Pedro (risas).

René Manjarrez, Guayaquil
Vi que hay cambios en el programa, ¿cuáles son?
 
Vamos a trabajar con casas, vamos a rematar las camisetas como antes, a presentar más artistas. Este domingo se presenta Beto que es un artista de Fama o drama. Vamos a tratar de hacerlo un poquito más ameno. Ahora está trabajando conmigo Katy Vera,  una reportera de El Noticiero. Fue alumna mía y la he seleccionado porque tiene un buen corazón.

Con el horario de las 23:30 tendremos más tiempo para ayudar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)