31 de December de 2009 00:00

Caretas para todos los gustos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sierra Centro
ambato@elcomercio.com

En Ambato y Riobamba, las caretas  se exhiben desde el lunes en las avenidas, mercados y barrios más populares de las dos ciudades.
En el tradicional barrio Santa Rosa, en el centro de Riobamba,  el producto se oferta   en los 10 locales que por esta  temporada están decorados con globos y serpentinas multicolores.



Campaña municipal
En Ambato   y Riobamba, los municipios  han solicitado a través de la radio y periódicos,  tener cuidado en la quema de los años viejos. Además, los Bomberos de ambas ciudades realizaron operativos en los mercados para evitar la venta de juegos pirotécnicos y pólvora. Otro  de los sitios de comercialización de monigotes  y caretas en Ambato es el redondel de la avenida Bolivariana, en el  oriente de Ambato y en el sector  Huachi Chico, en la vía que une a  Ambato con Riobamba.


En este sector,  donde hay tiendas que aún guardan los caramelos en grandes pomos de vidrio, el  puesto más visitado es el de Mario Cevallos. Él, desde  hace 30 años, se dedica a elaborar la careta   con cartón, pegamento, papel periódico y pintura.
 
El año pasado vendió 3 000 caretas. Su esposa, Blanca Vizuete, le ayuda a realizar los moldes de yeso. “Cada año se hacen personajes nuevos.
Los  más vendidos son los  presidentes Rafael  Correa, Hugo Chávez y los jugadores de la Liga. Para pintar las caretas me fijo en el color de ojos, cabello, la forma de la nariz…”.
Cevallos tiene 60 años y le encanta probarse las caretas para mostrarlas a sus clientes, quienes se ríen al verlo.
 
Su favorita es la de la Loca Viuda que tiene el cabello rizado y labios pintados de color carmesí.
Luis Gómez va cada año al barrio Santa Rosa, donde también se encuentra el oratorio de la imagen del Niño Rey de Reyes.

“Acá se encuentran las auténticas caretas de Riobamba. No me gustan las de plástico. Con mi familia siempre quemamos el año viejo con la careta de cartón. Esa es la tradición”.
 
El año pasado, Gómez compró la careta del ex presidente Lucio Gutiérrez. Ahora, adquirió la de Claudio Bieler, jugador de Liga de Quito. “Es un excelente goleador. Los hinchas lo recordaremos con mucho cariño”.

En Santa Rosa, cada careta se oferta a USD 1,25.  Patricia Villa también se dedica a comercializar  este producto. 
 


1,25 USD
cuesta la careta más barata en Ambato y en Riobamba. El precio depende del material.

“Es un buen negocio. Mis hijos ayudan en la venta. Espero vender más de 100 caretas hoy”.
 Cerca de la tienda de Cevallos está la de Vicky Acevedo. Ella se especializa en confeccionar las caretas y monigotes de  personajes animados.
Este año hizo 30 muñecos de cartón de  Dragon Ball  Z y de la muñeca La Puca. Cuestan entre USD 8 y USD 35.
 
Dice que sus clientes llegarán en la mañana de hoy  a adquirir la mercadería que  se exhibe en las afueras del  local.
En la capital de Tungurahua, en el  barrio La Merced,  en la avenida Cevallos y en el Centro Comercial Artesanal,   decenas de comerciantes muestran las caretas hechas con cartón  y plástico. También elaboran  monigotes.

En el Centro Comercial, ubicado en el centro, los villancicos que se escuchaban la semana pasada fueron reemplazados por alegres cumbias de Don Medardo y sus Players.

Luz Morales tiene una variedad de caretas de políticos y del cantante Michael Jackson.
 
“A los jóvenes, especialmente, les gusta la de Jackson. Ayer, un chico se puso la careta y empezó a bailar como el artista. Hay que recibir el 2010 con buen humor”.

En Ambato, el precio de cada careta es de USD 1,50. En la avenida Cevallos, Pablo Infante cuenta que hasta el momento ha vendido más de 500 caretas que las compra en Quito. “Pese a la crisis económica, no han disminuido los clientes. Con las ganancias compraré una computadora portátil a mi hijo”.
 
En tanto, en la avenida Circunvalación, en el  norte, se comercializan los monigotes.

Piedad Gavilanes confeccionó 500 muñecos  para venderlos  este fin de año. La artesana vive en el barrio El Mirador. 

Cada diciembre vende los muñecos elaborados con  papel, cartón, aserrín y esponja. Detalla  que la confección  se inició en junio pasado. La inversión fue de más de   USD 1 000.

Hasta ayer vendió 40 monigotes, en USD 50 cada uno. Pero en su puesto también hay muñecos de USD  5 y  USD 30. Todo depende del acabado y del tamaño.

Al igual que Gavilanes, otras 30 familias del barrio El Mirador de la parroquia Atahualpa instalaron sus puestos en la  vía. 

Hoy, los locales que ofertan caretas y muñecos  en Ambato y Riobamba estarán abiertos hasta las 20:00, para  los clientes. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)