23 de julio de 2015 13:29

Fue capturado el militar que puede destapar una olla de narcotráfico en Venezuela

Según EE.UU., Vasily Kotosky Villarroel prestó a la mafia vehículos oficiales de Venezuela para trasladar droga. Foto: Tomada de Internet

Según EE.UU., Vasily Kotosky Villarroel prestó a la mafia vehículos oficiales de Venezuela para trasladar droga. Foto: Tomada de Internet

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 18
Diario El Tiempo de Colombia
Logo GDA

Vasily Kotosky Villarroel Ramírez. El nombre de este capitán retirado de la Guardia Nacional de Venezuela es –según las autoridades– clave en la salida de cientos de cargamentos de cocaína de la mafia colombiana a través de puertos venezolanos.

Comandos antidrogas de Venezuela lo capturaron el fin de semana cuando iba por una autopista entre los estados Miranda y Anzoátegui, para que responda en Estados Unidos por el narcotráfico que habría permitido a capos colombianos y mexicanos, como el del hoy prófugo Joaquín ‘Chapo’ Guzmán.

Si bien su detención no trascendió en la opinión pública en el país, sí fue en la Policía y agencias antidrogas de Estados Unidos, que lo buscaban por Meta y Vichada (Colombia), donde mantenía nexos con narcos.

Investigadores de la Policía habían recibido información de que el capitán Villarroel se movía por esa región, y que allí coordinaba la salida de cargamentos de cocaína por la frontera, para que finalmente saliera en aviones o embarcaciones con rumbo a Centroamérica y finalmente a Estados Unidos o Europa.

En los expedientes en poder de las autoridades aparece que Villarroel, de 43 años, mantendría nexos con narcos que conoció cuando trabajó de la mano con capos como Daniel el ‘Loco’ Barrera y los hermanos Calle Serna, conocidos como ‘los Comba’ (los tres están presos en EE.UU). A ellos, señalan fuentes en el proceso, los habrían contactado con miembros de la Fuerza Pública en Venezuela para refugiarse en ese país y para mover cocaína.

Investigadores que les siguieron los pasos tanto a esos capos como a Villarroel en Colombia señalan que la captura de este capitán en retiro es para Estados Unidos clave en las investigaciones que llevan por la filtración de la mafia a la Fuerzas Pública en Venezuela.

Uno de esos procesos avanza en una corte del Distrito Sur de la Florida contra el general en retiro Hugo Carvajal, quien tiene un pedido de extradición.

“Él (Villarroel) y Walid Makled son quienes tienen los secretos de los pagos que narcos hacían a militares de alto rango en Venezuela para que les permitieran moverse con facilidad en ese país y para realizar grandes envíos de droga”, indicó una fuente de un organismo de seguridad.

Villarroel estaba en el radar de EE.UU. desde el 2011. El 30 de marzo de ese año fue formalizada la acusación por cargos de narcotráfico en una corte del Distrito Este de Nueva York. Dos años después, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo incluyó en la Lista Clinton.

“Mientras servía como un capitán de la Guardia Nacional de Venezuela, Villarroel organizó para el transporte de cargas de cocaína, así como los ingresos en dólares estadounidenses de la venta de la cocaína, utilizando varios aeropuertos, puertos marítimos, y los vehículos oficiales del gobierno de Venezuela”, indicó en agosto del 2013 Adam J. Szubin, director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro.

Señaló además que Villarroel proporcionó “seguridad y protección” a los cargamentos de cocaína que salían por el aeropuerto de Maiquetía, en Caracas.

“Facilitó las cargas de cocaína desde Colombia a través de Venezuela en alianza con narcotraficantes como Daniel Barrera, Javier Antonio Calle Serna y José Gerardo Álvarez Vázquez (alias el Indio)”, indicó.

Pero Villarroel no es el único señalado narco que tendría información de los nexos de la mafia con autoridades en Venezuela. Para EE.UU. es clave lo que pueda decir Gersaín Viáfara Mina, alias Eliseo, un colombiano preso en La Picota y que está a la espera de que la Corte Suprema avale su extradición a EE.UU.

Viáfara Mina, al que también llaman ‘Neftalí’ o ‘Última Sombra’, fue capturado a principios de este año por la Policía. En su expediente, calificado como secreto, aparece que era el hombre encargado de entregar “códigos seguros” de los radares y que permitía el movimiento de aeronaves. Para eso, habría contado con la ayuda de sectores oficiales en el vecino país.

Un informe conocido por diario 'El Tiempo' señala que Viáfara Mina habría sido el encargado de coordinar el vuelo de 100 aeronaves desde, por ejemplo, el estado Apure hacia Honduras, Haití, Las Bahamas, República Dominicana, Costa Rica y hasta países de África.

Así, Estados Unidos está a la espera de que tanto Colombia como Venezuela extraditen a estos dos señalados narcos, para así documentar los nexos de Fuerzas Militares en Venezuela con el narcotráfico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)