20 de mayo del 2015 00:00

Capital de riesgo para el emprendedor

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 17
Xavier Basantes
Editor del semanario Líderes

Transcurrido casi un semestre del ‘Año de la Innovación’, mediante Decreto Ejecutivo 680, firmado este 18 de mayo, el Gobierno dio paso a la constitución del Fondo de Capital de Riesgo. El objetivo de este instrumento es promover el desarrollo de emprendimientos innovadores, a través de la provisión de recursos financieros y asistencia técnica. Este Fondo se instrumentará a través de la creación de un fideicomiso mercantil, en el cual se prevé la participación de aportes públicos y también privados; con esos recursos se podrán realizar inversiones directas en proyectos, en empresas ya existentes, se podrá otorgar capital semilla para emprendimientos, capital de riesgo para proyectos de innovación productiva, etc.

La Junta del Fideicomiso estará integrada por los representantes de los ministerios Coordinador de la                     Producción, de Comercio Exterior, Agricultura y Turismo, además del delegado de la Senescyt. Esta Junta también abre la posibilidad de invitar a representantes del sector privado, con voz, pero sin voto.

A primera vista se trata de una iniciativa interesante en la medida en que se abre un espacio para acceder a una de las principales necesidades del emprendedor: el capital semilla. Ahora, su aplicación está en manos del Ministerio de Industrias.

Lo importante será que la reglamentación permita impulsar más emprendimientos y que estos se alineen con la Estrategia nacional de innovación, impulsada por el sector público, privado y la academia, cuya meta hasta el 2020 es tener capitales de riesgo por USD 240 millones, crear 12 000 empresas, generar 100 000 empleos y lograr USD 900 millones en ventas.

La creación de este fideicomiso es un paso importante; aunque para complementar el apoyo que todo emprendedor necesita es indispensable atender otros sectores, como el tributario, el mercado, el marco regulatorio, el talento humano, la propiedad intelectual...

Si el país quiere diversificar su oferta exportable, atraer inversiones, dejar la dependencia petrolera, uno de los caminos a seguir es aportar y apostar por el emprendimiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)