28 de diciembre de 2017 00:03

Canje de prisioneros sin precedentes entre Ucrania y separatistas prorrusos

Soldados ucranianos liberados se reúnen con sus familiares y conocidos el miércoles 27 de diciembre de 2017 en el Aeropuerto Boryspil, en Kiev (Ucrania). Foto: Stepan Franko/  EFE

Soldados ucranianos liberados se reúnen con sus familiares y conocidos el miércoles 27 de diciembre de 2017 en el Aeropuerto Boryspil, en Kiev (Ucrania). Foto: Stepan Franko/ EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las autoridades ucranianas y los separatistas prorrusos intercambiaron el miércoles más de 300 prisioneros en la zona este rebelde de Ucrania, uno de los canjes más importantes en casi cuatro años de guerra.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, recibió a los ucranianos liberados cerca de la línea de frente antes de volar con ellos a bordo de helicópteros a Jarkiv, el gran centro regional bajo control de Kiev en el este del país.

“Estimados, por fin lo logramos”, declaró el jefe de Estado ucraniano, con vestimenta de camuflaje, en el aeropuerto de Jarkiv ante los exprisioneros, algunos de ellos con uniforme militar y la bandera ucraniana a la espalda.

“Vamos a duplicar e incluso triplicar” los esfuerzos para liberar a los prisioneros restantes, prometió.

Fruto de difíciles negociaciones entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo Poroshenko que se prolongaron durante semanas, el intercambio benefició a 73 prisioneros detenidos en las dos “repúblicas” autoproclamadas por los rebeldes --Lugansk y Donetsk -- y a 233 detenidos por las autoridades de Kiev.

Cirilo, patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, también participó en las negociaciones.

En un principio estaba previsto canjear a 74 prisioneros de los separatistas a cambio de 306 de los detenidos en Kiev, pero un total de 74 rechazaron cambiar de bando, según la fiscalía ucraniana.

Esta operación, el primer intercambio de prisioneros en 15 meses, se llevó a cabo en la línea de frente cerca de Gorlivka, a unos 40 km al noreste de la “ capital ” separatista de Donetsk.

"Torturas y enfermedades”
Varias decenas de prisioneros aplaudieron la llegada de los autocares enviados por Kiev a buscarlos en territorio rebelde, coreando “ ¡gloria a Ucrania! ”

“Estuve prisionero durante dos años”, dijo a la AFP Igor Kozlovski, un reconocido historiador de 63 años, mientras esperaba a ser entregado a las autoridades ucranianas.

“No me han torturado físicamente pero la presión moral era muy fuerte”, dijo por su parte Valentyna Butchok.

“Sufrimos, vivimos torturas y enfermedades [...] pero hemos sentido constantemente el amor del pueblo ucraniano”, dijo Kozlovski ya en Jarkiv, junto a Poroshenko y ante decenas de soldados que aseguraban la guardia de honor.

En la noche los liberados también fueron aclamados a su llegada al aeropuerto de Kiev.

Cientos se personas esperaron a los liberados en el aeropuerto de Kiev, con banderas ucranianas y ramos de flores, aclamándolos con gritos de “¡Gloria a Ucrania!¡Gloria a los héroes!”, según las imágenes transmitidas por los medios locales.

“Hola mi niña, ves como papa está de vuelta”, dijo por teléfono a su hija un soldado ucraniano que pasó 21 meses apresado por los separatistas, mientras era abrazado por su esposa en llanto.

“Mis pensamientos todavía están allá (en el este) todavía no me hago a la idea de lo que pasó”, dijo Olexi, un joven militar acompañado por su madre, que estaba exultante con el reencuentro.

El conflicto en el este de Ucrania, que dejó más de 10.000 muertos desde abril de 2014, opone a las fuerzas gubernamentales y a los separatistas prorrusos, apoyados según Kiev y occidente por Moscú, lo que ésta desmiente.

Intervención de Putin 
La liberación de los prisioneros es uno de los puntos centrales de los acuerdos de paz de Minsk, firmados en febrero de 2015 y que permitieron que se redujera la intensidad de los combates.

A mediados de noviembre, el político ucraniano Viktor Medvedchuk, considerado como cercano a Putin y uno de los representantes de Kiev en las negociaciones con los rebeldes, pidió al presidente ruso que interviniera ante los dirigentes separatistas para que avanzara la idea de un intercambio de prisioneros detenidos entre los dos bandos.

Putin se entrevistó luego, por primera vez desde que empezó la guerra, con los jefes separatistas para evocar esa idea.

El lunes, la Iglesia ortodoxa rusa, luego de un encuentro entre el patriarca Cirilo, los dirigentes separatistas y Medvedchuk, anunció un acuerdo entre Kiev y los rebeldes sobre las modalidades del intercambio.

La operación del miércoles constituye una primera etapa de un intercambio global de todos los prisioneros.

En la segunda etapa, cuya fecha no fue aun fijada, 29 prisioneros cautivos de los separatistas podrían ser canjeados contra 74 prisioneros de Kiev, declaró Medvedchuk este miércoles al canal ruso NTV.

Según un comunicado del Parlamento ucraniano publicado este miércoles, los separatistas mantienen a un centenar de prisioneros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)