12 de diciembre de 2016 00:00

Candidatos critican colocación de bonos; Rafael Correa la defiende

Desde el viernes, el Mandatario cumplió una agenda oficial en Milagro y en Yaguachi. Foto: Tomada del flickr de la presidencia.

Desde el viernes, el Mandatario cumplió una agenda oficial en Milagro y en Yaguachi. Foto: Tomada del flickr de la presidencia.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 159
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 29
Mario Alexis González

Tras la colocación de USD 650 millones en bonos por parte del gobierno ecuatoriano en el mercado internacional, seis de los siete presidenciables de oposición criticaron esta medida que según el Ministerio de Finanzas sirve para financiar el Presupuesto General del Estado de este año.

Durante el último conversatorio con los medios de comunicación, desde Milagro (Guayas), el presidente Rafael Correa, por otro lado, destacó la colocación de bonos ecuatorianos en el extranjero, ­como una muestra de confianza hacia su administración.

Explicó que esto se da porque internacionalmente se mira bien la economía ecuatoriana, que está volviendo a tener crecimiento luego de un período con muchos problemas externos, como las variaciones del precio del crudo y el terremoto del 16 de abril en Esmeraldas y Manabí.

Agregó que ya hay indicadores de recuperación económica actualmente. Por ejemplo -dijo- estadísticamente el país creció en el segundo trimestre de este año y aseguró que van a entregar al siguiente gobierno, en el 2017, una economía en crecimiento y estabilizada.

“Ahora resulta que es malo colocar bonos. Antes nos reclamaban porque no podíamos estar en mercados internacionales y ahora podemos hacerlo porque reconocen la seriedad del Gobierno ecuatoriano”, respondió a las críticas.

Guillermo Lasso, presidenciable de la alianza Creo-SUMA, indicó que en menos de seis meses el oficialismo, liderado por el presidente Correa, ha endeudado al país de una forma preocupante. Agregó que “la deuda sube como espuma y tienen a la economía cayendo en picada”.

El candidato, además, aprovechó esta coyuntura para promocionar su postulación y dijo que él es la opción para el cambio y dejar de lado el endeudamiento internacional.

La postulante del Partido Social Cristiano (PSC), Cynthia Viteri, respondió sobre el tema que “de forma irresponsable, maliciosa y perversa, (Rafael) Correa se endeuda al ‘chulco’, manteniendo el mismo nivel de derroche, dejando como herencia al Ecuador la pobreza, miseria y desesperación. Usted, señor Presidente, responderá al pueblo por esto”.

Paco Moncayo, postulante por el Acuerdo Nacional por el Cambio, mencionó que estas acciones son un efecto “del despilfarro, desorden y la falta de visión del actual Gobierno para administrar los recursos públicos eficazmente”.

El candidato por Fuerza Ecuador, Abdalá Bucaram Pulley, por su parte, respondió que “este es un nuevo acto de irresponsabilidad del Gobierno y es una indolencia con el futuro del Ecuador”.
Añadió que el Presidente debe recapacitar y manejar la economía del país con responsabilidad hacia el futuro.

Patricio Zuquilanda, de Sociedad Patriótica, considera que el endeudamiento es un reflejo de que el país está en una situación económica complicada. Puso un símil con las finanzas personales de un ciudadano y se preguntó, ¿cuándo uno pide dinero de esa manera?

El pasado jueves, por tercera vez en el año, Ecuador salió al mercado en busca de dinero para financiar el Presupuesto. En este caso, los USD 750 millones, con un rendimiento de 9,65% y a 10 años plazos, servirán para la inversión pública.

En total, en lo que va del 2016, Ecuador ha colado USD 2 750 millones. La primera fue en julio (1 000 millones), la segunda en septiembre (1 000 millones) y la tercera fue la semana pasada (ver infografía).

Moncayo y Zuquilanda coinciden en que la deuda externa debe ser honrada y descartan desconocerla o declararse en ‘default’, en caso de ser electos en febrero próximo. Además, ambos hablan de reestructurarla, para que el pago no complique internamente la economía del Ecuador.

Zuquilanda dice que el no pago podría ocasionar la pérdida total de la confianza del país en el extranjero y que, en el peor de los casos, termine en un bloqueo comercial.

Mientras, Moncayo habla de “sentarse a negociar con cada uno de los acreedores para cambiar los plazos y los intereses”. Agrega que se debe empezar con los acreedores más recurrentes, como el Gobierno chino, para evitar la dependencia económica y comercial con esa potencia mundial.

Viteri, en cambio, asegura que en caso de ser electa buscará reemplazar la deuda “cara” contraída por este régimen por deuda barata. Para lograrlo -dijo- se requiere bajar el riesgo país, con un programa económico que dé confianza a los inversionistas y acreedores.

Por otro lado, Washington Pesántez, presidenciable de Unión Ecuatoriana, considera que esta medida es perjudicial si se compara con las “naciones vecinas que se endeudan, a un promedio de 2% y a plazos superiores a 20 años”. Añadió que en su gobierno realizará una fiscalización de la deuda para aclarar las condiciones.

Este Diario buscó una versión sobre este tema de los candidatos Lenín Moreno e Iván Espinel, a través de sus equipos de comunicación, pero no respondieron hasta el cierre de esta edición.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (23)
No (9)