12 de enero de 2018 00:00

Cancillería se ratifica en caso Assange; en la Asamblea se pide cuentas

La canciller María Fernanda Espinosa informó sobre la situación de Julián Assange. La acompañaron sus viceministros. Foto:Patricio Terán / EL COMERCIO

La canciller María Fernanda Espinosa informó sobre la situación de Julián Assange. La acompañaron sus viceministros. Foto:Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1048
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 13
Redacción Política

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Legisladores del movimiento Creo, de SUMA y del Partido Social Cristiano (PSC) solicitan la comparecencia de la canciller María Fernanda Espinosa a la Asamblea.

Quieren que rinda cuentas sobre cómo se ha manejado la política exterior del país, desde que asumió el cargo, en mayo pasado. El PSC incluso mencionó que Espinosa debiera renunciar al cargo.

Lo ocurrido alrededor de Julián Assange, asilado en la Embajada de Ecuador en Londres, fue el detonante.

Guillermo Lasso, líder de Creo, envió este jueves, 11 de enero del 2018, una carta al presidente de la República, Lenín Moreno. En la misiva él recuerda que uno de los objetivos de la política internacional es defender la dignidad y los intereses de la nación.

Y que esa meta no se puede conseguir incorporando a la representación diplomática “a un extranjero públicamente cuestionado por la justicia de Suecia, Estados Unidos y también Reino Unido”.

Espinosa confirmó que el 20 de diciembre pasado la Cancillería solicitó al Reino Unido que le otorgue el estatus de agente diplomático en la Embajada en Londres. Pero fue denegado al día siguiente.

Además, la mañana de este jueves reconoció que el 16 de septiembre del 2017 el fundador de Wikileaks pidió la naturalización al Gobierno. Y que esta fue concedida el 12 de diciembre del mismo año, bajo las consideraciones de la Constitución y la Ley de Movilidad.

Guillermo Celi, de la bancada de SUMA, cree que Assange ha representado un problema para el país y que por eso es necesario que Espinosa acuda a la Asamblea Nacional.

“Que explique qué se ha hecho y qué se está haciendo para solucionar ese problema. Después de eso se verá qué decisión hay que tomar”.

Para Henry Cucalón, del PSC, lo que está ocurriendo es el resultado de continuar con la misma política exterior del anterior Gobierno. Es decir, atado a la ideología. “Si tuviera un mínimo de respeto por el Ecuador, ya debería haber salido de su despacho”.

La también asambleísta del PSC, Paola Vintimilla, ya pidió información sobre lo ocurrido con Assange a la Cancillería y la comparecencia de la Ministra de Relaciones Exteriores.

“Pedimos, primero, que la Canciller asista a la Comisión de Relaciones Internacionales. Y, por otro lado, explicaciones de su motivación para darle la ciudadanía a este señor Assange. ¿Qué condiciones cumple para que se le haya dado ciudadanía aparte de haber estado cinco años asilado?”.

No es la primera polémica en la que se ve envuelta Espinosa desde que asumió esa institución. También fue objeto de críticas luego de la votación sobre Venezuela en la Organización de Estados Americanos.

La Canciller se abstuvo y el Gobierno ratificó así su posición de no respaldar las propuestas que impliquen, a su criterio, injerencia.

También sucedió cuando, de frente al mismo tema, Ecuador se alineó con la Alba, mientras que otros 17 cancilleres firmaban la Declaración de Lima, en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El excanciller José Ayala Lasso señaló que en la lista de errores del Gobierno están también ciertas designaciones diplomáticas; como el intento de enviar a Alexis Mera a Washington y la ubicación de Guillaume Long en Ginebra, como representante ante la ONU.

Y encuentra “pocos aciertos” en las designaciones del excanciller Francisco Carrión como embajador ante EE.UU., Diego Rivadeneira ante Brasil y José Valencia ante la OEA.

En las facciones del oficialismo de la Asamblea; tanto la morenista como la correísta, el tema aún no se ha discutido. Hasta ayer no tenían una posición. De igual forma en la Bancada de Integración
Nacional (BIN). Wilma Andrade, coordinadora de esa agrupación, habló a título personal. Considera que es desproporcionado solicitar la renuncia de la Ministra de Relaciones Exteriores.

Para ella, el camino es hacer un pedido de información para que el país conozca qué que ocurrió en torno al hacker Julián Assange.

El excanciller Patricio Zuquilanda considera que frente a lo que está ocurriendo con Cancillería, el Presidente de la República podría convocar a una Junta Consultiva de Relaciones Exteriores. Esta instancia incluye a todos los excancilleres y podría ser un espacio que permita redirigir la política internacional ecuatoriana.

Tras conocerse la noticia de que Assange tenía número de identidad ecuatoriano, Estados Unidos también contestó a las inquietudes de la prensa local. “Se trata de una decisión de Ecuador. Y no hablaremos de si estamos considerando traerlo a Estados Unidos para un juicio. No hablamos de cuáles son nuestras acciones al respecto, es algo que no discutiremos en este momento”, indicó el subsecretario de Estado para Diplomacia Pública, Steve Goldstein.


En contexto

Julián Assange se refugió en la Embajada ecuatoriana en Londres, en junio de 2012. Dos meses después, el expresidente Rafael Correa le dio el asilo. El 24 de mayo pasado, Lenín Moreno asumió el poder y heredó el caso. La Cancillería defiende su actuación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (31)
No (2)