22 de December de 2009 00:00

Cañar quiere ser más visible para el Ejecutivo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca

La política en Cañar está marcada por tres temas: la vialidad, servicios básicos y  el manejo de la cementera Guapán.

El presidente Rafael Correa, en su  última visita  a esta provincia, ocurrida el  11 de este mes,  reconoció los problemas  en vialidad. De hecho, unos de los líos más sonados  es el incumplimiento de cinco contratos por parte de la  empresa  Jesús del Gran Poder.

El Mandatario aseguró  que  se terminaron unilateralmente esos convenios. “Actualizaremos los estudios y reiniciaremos los trabajos en esos caminos vecinales”. La compañía dejó la obra con un avance de apenas el  15%.

Para el ex alcalde de Azogues, Víctor Molina,  la provincia sufre  el  mayor retraso vial en la zona. Por eso cree que   la única solución  es que se la declare en emergencia vial. Esto servirá  para  agilitar las construcciones  y  para terminar con el  problema con la constructora Jesús del Gran Poder.

El tema servicios básicos  también fue abordado durante la visita del  Presidente. Él se reunió con  los  alcaldes, quienes explicaron la situación de cada localidad.

Por ejemplo, el burgomaestre de La Troncal, José Carvajal, dijo  que el sistema de alcantarillado local  casi ha colapsado y para su arreglo necesita  USD 1,4 millones. Asimismo, insistió que necesita un plan de vivienda eficiente.

Mientras que el alcalde del cantón Cañar, Belisario Chimborazo,  solicitó el apoyo para  implementar un sistema de alcantarillado, que costaría  USD 1,1 millones.

También habló sobre los problemas de deslizamientos  en la parroquia Ingapirca,  donde casas enteras se vienen  abajo. Para aplicar un plan de contingencia   se necesitan USD 342 000.
El manejo de la cementera Guapán también  ha generado  inquietud. Hace unos días,  el Presidente anunció la venta de esta empresa que pertenece en su mayoría   al IESS y también a la Corporación Financiera Nacional.

El anuncio del Ejecutivo es que el Estado adquirirá  el 51% de acciones de esta empresa. El resto será vendido a los trabajadores y a ciudadanos de Azogues. Eso generó preguntas  a la ciudadanía que ve a Guapán como un referente de generación de empleos.

Según el Mandatario,  cuando la empresa pase a manos del Estado y de la ciudadanía crecerán  las fuentes de empleo. “No lo habrá porque le vamos a dar impulso a la cementera que consideramos sector estratégico en el país”.

Justamente ayer, el periódico del Gobierno, El Ciudadano,  divulgó el interés para que  la compañía danesa FLSmidth, para posibilitar un acuerdo, realice un diagnóstico sobre la actualidad productiva de las cementeras Guapán y Chimborazo.

Los representantes de la firma extranjera se reunieron con los delegados  del Régimen con la intención de firmar un compromiso para  modernizar las plantas  y mejorar su eficiencia operativa en el corto y mediano plazo.

Las cementeras

La producción de cementos  Guapán y Cementos Chimborazo representa el 15% del mercado nacional. Holcim tiene el 65% y Lafarge  produce  el  20%.

La producción de las  cuatro  empresas durante el  2008   fue de 4 974 millones de toneladas de cemento, según  la Cámara de la Construcción de Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)