16 de agosto de 2015 16:06

Los campesinos de El Pedregal y de Loreto temen perder su ganado durante la evacuación

Los moradores de la parroquia Santa Ana del Pedregal fueron evacuados de sus moradas. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Los moradores de la parroquia Santa Ana del Pedregal fueron evacuados de sus moradas. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
José Guaygua

Una camioneta, un tanto antigua, anuncia a través de un parlante colocado en su techo, las medidas de prevención por la caída de ceniza del volcán Cotopaxi.

La primera recomendación que se escucha es la de mantener la calma. A continuación, se aconseja usar mascarillas, gorras, gafas y camisetas largas.

En total se dan nueve sugerencias, las mismas que han sido resumidas en una hoja volante, distribuida desde el automotor.

Pese a todo, el ambiente en Machachi luce tranquilo. Los negocios trabajan con normalidad y no todos los lugareños emplean mascarillas ni ropa grande.

La realidad es distinta en el COE cantonal de Machachi. Ahí se evidencia una ardua actividad desde el viernes pasado, cuando el Cotopaxi registró una serie de explosiones, a lo largo del día.

Este sábado 15 de agosto no fue la excepción. Cerca de las 13:00 el movimiento era intenso. Tras una serie de reuniones se decidió la evacuación de dos poblaciones: El Pedregal y Loreto.


Mientras esta medida se ponía en marcha, otra se emitía al mismo tiempo: 300 mascarillas debían repartirse en la parroquia de Chaupi.

Simultáneamente, hasta el Pedregal llegaron miembros del Ejército, Bomberos y Cruz Roja. Lo primero fue tomar los datos completos de los moradores y de sus autos. El objetivo es evitar que gente extraña entre a sustraerse ganado y otros artículos de valor.

En esta zona, donde la agricultura es el sustento diario, la gente no está muy feliz de abandonar sus tierras. Y, sobre todo, a sus animales.

Captura video - Testimonio de un morador de la comunidad de El Pedregal


Alba Changoluisa tiene temor de que al regresar al lugar sus vacas ya no estén. De darse ese escenario, perdería una de sus principales fuentes de ingreso.

En todo caso, las autoridades decidieron que cinco lugareños permanecerán en El Pedregal, para evitar cualquier tipo de pérdidas.

La tarde de este sábado 15 de agosto de 2015 se permitió realizar un ordeño hasta las 16:00. Luego, los campesinos debían partir hacia el Colegio Nacional Machachi.


Este centro educativo está listo para recibiría a cerca de 250 personas. Colchones, almohadas, kits de aseo, cobijas… están disponibles.

La alimentación la proveerán los restaurantes de Machachi, en coordinación con los organismos públicos.

Hasta la tarde de este sábado, el Hospital Cantonal de Machachi no había reportado la llegada de pacientes afectados por ceniza o cualquier otro inconveniente relacionado con el volcán.

Se espera que mañana se asigne más personal médico desde Sangolquí para aumentar la capacidad de reacción. Las autoridades locales analizaban esa posibilidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)