4 de octubre de 2014 10:19

Cameron promete usar 'todos los recursos' contra el  Estado Islámico tras asesinato de  dos británicos

Imagen que muestra el momento previo a la decapitación del británico Alan Henning. Foto: AFP.

Imagen que muestra el momento previo a la decapitación del británico Alan Henning. Foto: AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE
Londres

El Reino Unido empleará "todos los recursos" a su alcance para destruir al Estado Islámico (EI) y castigar a los asesinos del cooperante británico Alan Henning, aseguró hoy, 4 de octubre, el primer ministro, David Cameron.

Al término de una reunión con los servicios de seguridad en su residencia campestre de Chequers, Cameron prometió "hacer todo lo posible" para erradicar el extremismo islamista tanto en Oriente Medio como dentro del Reino Unido.

"Nos aseguraremos de hacer todo lo que podamos, sea eliminar esos odiosos videos de internet, detener a imanes que prediquen el odio, procesar a los que glorifiquen el terrorismo o trabajar con otros países para derrotar al EI en la región", afirmó.

Aunque no se escatimarán recursos, "la lucha requiere paciencia, trabajo duro y determinación a fin de derrotar a esta organización", advirtió.

Cameron calificó de "sinsentido" e "imperdonable" el asesinato a manos del Estado Islámico (EI) de Alan Henning, un taxista inglés de 47 años que fue a Siria a participar en una misión humanitaria.

El grupo islamista divulgó ayer un video que aparentemente muestra la decapitación del cooperante, secuestrado en diciembre pasado y el cuarto rehén occidental asesinado por los yihadistas en ese país árabe.

"Como país -manifestó Cameron- lo que debemos hacer, con nuestros aliados, es todo lo posible para derrotar a esta organización en esa región (Oriente Medio) y también en casa".

"Y debemos hacer todo lo posible por perseguir y encontrar a las personas responsables de esto", aseveró el líder conservador, que definió a Henning como "un hombre de gran paz, amabilidad y gentileza".

El Reino Unido participa actualmente en los ataques aéreos liderados por Estados Unidos contra posiciones del EI en Irak tras recibir el 26 de septiembre la aprobación del Parlamento, si bien no hay autorización de momento para extender la misión a Siria.

Además, el Gobierno prevé reforzar las competencias de la Policía para impedir que más británicos viajen a Siria e Irak para combatir con los extremistas, tras comprobarse que el yihadista que aparece en los vídeos de las decapitaciones tiene acento inglés.

Según The Guardian, otro video difundido anoche, que verifican los expertos, muestra a otro militante británico del EI que insulta a Cameron y reta a las potencias occidentales a enviar tropas de tierra, que serán "devueltas en ataúdes".

Antes que Henning, fueron decapitados el cooperante británico David Haines y los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff, mientras que siguen bajo cautiverio el periodista británico John Cantlie y el estadounidense Peter Kassig.

El cuñado de Henning, Colin Livesey, dijo hoy que el Gobierno del Reino Unido "pudo haber hecho más" para salvarle.

En declaraciones a Radio 4 de la BBC, Livesey, hermano de la esposa del difunto, subrayó que el Ejecutivo del conservador David Cameron debió tomar más medidas "cuando se enteraron" de que había sido secuestrado en Siria, "hace meses y meses".

Un colega de Henning en la misión humanitaria en Siria, Majid Freeman, declaró a su vez que el Gobierno "le abandonó" y opinó que la decisión de atacar al EI en Irak "pudo haber sellado su destino".

En el video difundido el viernes, Henning dice: "Por la decisión de nuestro Parlamento de atacar al Estado Islámico, yo como miembro del público británico, pagaré ahora el precio por esta decisión".

Acto seguido, su verdugo, enmascarado y de negro, proclama en inglés que "la sangre de David Haines (el anterior rehén británico ejecutado) está en las manos de David Cameron y ahora Henning será sacrificado y su sangre estará en las manos del Parlamento británico".

Tras la aprobación por mayoría de los ataques aéreos a Irak -con las críticas de algunos diputados musulmanes que advirtieron de que empeorarían la situación-, el Gobierno británico parece ahora más cerca de buscar autorización para intervenir en Siria.

No obstante, si bien en el caso de Irak Londres recibió la solicitud expresa de ayuda del primer ministro Haidar al Abadi, una ofensiva en Siria se considera más difícil de justificar legalmente.

En agosto de 2013, Cameron perdió una votación parlamentaria para autorizar un ataque contra el presidente sirio Bachar al Asad por su uso de armas químicas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)