9 de September de 2012 00:15

Los cambistas están más expuestos al blanqueo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0

La avenida Coral, frente al parque Ayora de Tulcán, es el centro operativo de una de las asociaciones de cambistas de dinero, al que Byron Chicango se reintegró luego de ser sentenciado por lavado de activos con otros dos ecuatorianos.

Estos ciudadanos fueron usados para cambiar cheques, entre USD 40 000, 80 000 y 120 000.

El grupo de cambistas Isidro Ayora aglutina a 130 personas y es el más grande de Tulcán.

La mayoría de sus miembros llega a sus puestos de trabajo a las 06:00, de lunes a domingo; entre semana se retiran a las 18:00 y los fines de semana a las 15:00.

Para Jorge Narváez, presidente de la Asociación Isidro Ayora, el trabajo que hace no es riesgoso.

“Aunque sí es tentativo para los delincuentes, que creen que tenemos mucha plata”, añade.

John Puetate, cambista de la Asociación 3 de Febrero del puente de Rumichaca, explica que el dinero que ganan a diario ni siquiera es de ellos. “Hacemos préstamos en cooperativas o en bancos. La utilidad que ganamos es pequeña. Es poco ingreso”.

Un oficial de inteligencia añade que los cambistas son un grupo vulnerable. “Con el trabajo diario pueden ganar entre USD 5 y 6. Pero, sí les ofrecen pagar el triple por cambiar cheques, ellos aceptan sin pensarlo dos veces”.

Carlos Herrera es uno de los cambistas más antiguos de Tulcán. Para él, los casos de lavado de activos no son de ahora, solo que actualmente los cabecillas de estas redes han optado por los cambistas. “Ven nuestra necesidad de llevar dinero y abusan . Nos utilizaron y nos hicieron un daño ”.

Ana Luisa Ortiz y Oswaldo Chicango recibieron cheques girados por Ana María Bernys Cumba, quien a su vez recibió dinero del narcotráfico por exportaciones de prótesis a Venezuela.

“Una señora de edad avanzada (Gloria N.) nos entregaba los cheques. Qué nos vamos a imaginar que el dinero no era legal”, señala. Por el cambio de los cheques recibían, entre USD 20 y 30.

Los cambistas Byron Chicango, Sandro Chicango y Rubén Burbano fueron declarados culpables del delito de lavado de activos. Pero los tres se acogieron a un procedimiento abreviado de juzgamiento, en el que reconocieron su responsabilidad en el proceso.

Fueron sentenciados a seis meses, descontándose el tiempo que estuvieron detenidos. Ahora están libres y regresaron a su oficio.

Puntos de vista

Jorge Trefogli  / Rep. Tax Force Integridad Financiera
 ‘Tiene que haber más regulación de los fondos de  las empresas’
El tema de las operaciones financieras ilícitas no es  nuevo; ha   florecido en la medida en que no hay  transparencia en los sistemas bancarios, comerciales y de control.   Esto ha permitido que se creen las empresas ficticias, cuyo fin es   justificar el ingreso de capitales provenientes, precisamente, de operaciones poco transparentes. Hay casos de entidades que se hacen de la vista gorda y eso es corrupción.

Matti Kohonnen /  Rep. Tax Justice Network
  ‘Un total de USD 1 000 millones   se fugan por operaciones ilícitas’
La fuga anual de capitales de Ecuador por operaciones ilícitas alcanza USD  1 000 millones. Esto es tres veces más que la inversión  extranjera directa. Los flujos financieros ilícitos en el mundo   se generan  por  corrupción  (5%) ; 30% por la criminalidad  (contrabando, crimen  organizado, etc.)  y  por evasión fiscal comercial. Sobre todo,  mediante adulteración de precios de las exportaciones e importaciones (65%).


Las deficiencias en el control antilavado

La comprobación del lavado de dinero se ha convertido en una tarea titánica para los  investigadores, pues las operaciones comerciales carecen de registros  contables periódicos, organización y  control diario.

A esto se suma que el aforo físico de  las exportaciones e importaciones es aleatorio, por lo que muchas de las veces solo existe una  constancia documental.
De enero 2008 a noviembre 2011, la Unidad de Lavado de Activos de la Policía Nacional  (ULA), registró 425 casos de presunto lavado; de estos, 158 (31%)  pasaron  a instrucción fiscal (proceso penal) y   14 (3%) recibieron  sentencia.
En este  año han subido a 20 las sentencias, según la ULA.

El caso más emblemático de lavado sigue siendo el denominado  Torres Gemelas, en el que el colombiano  Hernán Prada lideró una banda que blanqueó unos USD 43 millones del negocio de las drogas, a través de la compraventa de bienes muebles e  inmuebles, empresas hoteleras y turísticas. Llegó a tener  7  empresas y 137 propiedades en Quito, Guayaquil y Manta.

Estas tres ciudades, al igual que Esmeraldas, Tulcán y Huaquillas, son las más vulnerables al narcolavado por encontrarse  en zonas fronterizas.
Según la Unidad de Análisis Financiero, la cantidad de  reportes de operaciones y transacciones inusuales e injustificadas ha crecido desde el 2008.
En ese año se registraron 16 reportes y otros cinco alcances, mientras que en lo que va del 2012 se  generaron  20 reportes, de los cuales 11 son por encubrimiento tras estructuras comerciales. Estos hallazgos son entregados a la Fiscalía.

El número de sujetos obligados a reportar sus transferencias financieras mayores a USD 10 000  también aumentó, alcanzando los 748,  hasta fines del año pasado.   
Pero pese a estos  avances en la lucha contra el lavado,  Ecuador continúa entre los países de alto riesgo. El Instituto de Basilea sobre Gobernanza, a través de su Centro Internacional para la Recuperación de Activos  (ICAR), ubicó al país en el puesto 24,  mientras que Paraguay ocupa el puesto 8, Argentina el 12 , Bolivia el 15, República Dominicana el  17.

Del análisis de los 144 países del ‘ranking’ de esta entidad, está  entre las 25 últimas posiciones de mayor riesgo.

A esto se suma que no ha podido salir de la “lista negra” del Grupo de Acción Financiera (Gafi) por mantener deficiencias en sus sistemas antilavado y contra el financiamiento al terrorismo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)