23 de noviembre de 2015 19:06

Cinco cambios en el remate de bienes embargados tras un juicio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 13
Javier Ortega

A partir de este lunes 23 de noviembre del 2015, el remate de bienes embargados cambió. Según el Código General de Procesos, este tipo de subastas se dan cuando una persona ha sido demandada por no cancelar sus obligaciones. De esta manera, el juez asegura el pago a quien entabló la queja.

Estas son las cinco principales reformas que incorpora el Código General de Procesos.

1) El avalúo de la propiedad no sufrirá alteraciones. Es el cambio más importante. El Código de Procedimiento Civil permitía reducciones de hasta el 50% del valor inicial de un bien, cuando este no se lograba subastar en la primera convocatoria. Aunque era una forma de estimular la compra en el siguiente llamamiento, se perjudicaba a los demandados. No solo perdían el bien, también seguían con un porcentaje de la deuda.

Ahora, el Código de Procesos es claro y advierte que el monto será el mismo, aunque haya una, dos o tres convocatorias. Es decir, si el perito tasa un auto embargado en USD 15 000 ese valor no se modificará.

2) Todo será en línea. Desde hoy, los jueces que conocen estos casos deben subir a una plataforma informática creada por el Consejo de la Judicatura (CJ), la información y las fotografías de la propiedad a rematar. Antes el proceso era manual. Los funcionarios publicaban los anuncios en las carteleras que están en las unidades judiciales.

3) Mayor acceso a los usuarios. Pocas personas conocían sobre la difusión de los anuncios en las carteleras, según jueces consultados por este Diario. Esto llevó a que pequeños grupos se beneficiarán de los remates. Ahora, cualquier persona puede acceder a una puja, sin importar su ubicación. La plataforma informática permite, por ejemplo, que un lojano, desde su casa u oficina, participe en una subaste de un vehículo que está en Quito. Todo se ejecutará de forma virtual.

4) El pagó del 10% será vía depósito. El Código Civil señalaba que aquellos interesados en algún remate, debían acudir al juzgado que llevaba el caso y entregar el 10% en efectivo del valor total de la propiedad el día de la subasta. Esto cambia con la nueva plataforma. Los usuarios pagarán ese 10% en el Banco Nacional de Fomento. La información del depósito debe subir al sistema digital. Si no gana la puja, la entidad le devolverá el dinero.

5) Una base de datos actualizada. Actualmente no se conoce la cifra de remates hechos en el país. El sistema informático permitirá tener una base de datos permanentemente actualizada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (1)