9 de December de 2009 00:00

En las calles, los compradores aplican técnicas para evitar robos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

Durante diciembre, el número de personas que va a los centros comerciales y almacenes se incrementa por las ventas navideñas. Fuera de los ‘malls’ se forman largas filas de carros, mientras que en el interior de estos sitios las ofertas y promociones hacen que los consumidores lleguen con más frecuencia.

En el Centro Histórico la presencia de comerciantes y compradores aumenta desde mediados de noviembre, al menos así lo dice la comerciante Carmen Tigse. Ella dijo que durante la semana previa a la Navidad, las calles se llenan de personas que buscan los regalos  para sus familiares y amigos. Aunque Tigse aseguró que este año, por la crisis económica, aún no se ha sentido un incremento en las ventas.

En las calles cercanas a los centros comerciales del Ahorro, ubicados en El Tejar, se ve a personas que caminan de local en local haciendo compras. Gladys Gordillo vive en Solanda y  llegó ayer hasta el Centro Comercial Hermano Miguel para comprar una chompa y pantalones. Con su cartera bajo el brazo y  con zapatos deportivos para caminar rápidamente, Gordillo preguntaba los precios de los obsequios que quería comprar. Además, miraba a su alrededor. “Yo llevo duro  mi cartera y cuando camino miro a un lado y al otro por si acaso”.

Clara Herdoíza realiza frecuentemente sus compras en El Tejar. Ella explicó que las medidas de precaución que usualmente tiene se duplican este mes.

“Cuando compro no llevo bolso, solo un monedero con el dinero justo y dividido en grupos de USD 20 para no sacar toda la plata el rato de pagar”.

Para el experto en seguridad Agustín Yépez , esta es una de las técnicas más efectivas para evitar robos en la época navideña. Según Yépez, el principal factor para ser víctima de un asalto es la actitud de las personas y cómo se muestran en la calle. Por esto, el experto recomienda que no se debe vestir de forma ostentosa ni  llevar joyas de valor, tampoco hablar por celular ni utilizar carteras o  bolsos grandes cuando se compran los regalos.

Aunque Luis Ulloa no es experto en seguridad, siempre da recomendaciones a su esposa Silvia. Ulloa no la deja sola cuando sabe que va a adquirir muchos artículos. Él no lleva dinero en efectivo aunque lo  tenga, prefiere pagar con tarjeta de crédito  y si no puede hacerlo, guarda el efectivo en un bolsillo poco visible  de su pantalón. 

Esta técnica es usada también por Gloria Gómez, quien diseñó un canguro pequeño que usa dentro del pantalón, donde guarda el dinero para comprar. Gómez siempre sale en este mes acompañada de su hermana.

Esa también es una recomendación de Yépez.  “Se debe ir en grupos de máximo tres personas para evitar robos”. Si los grupos son más grandes, el riesgo de un robo es mayor porque las personas están más dispersas y no se pueden cuidar unas a otras.

Yépez explicó que los delincuentes estudian a sus víctimas antes de atacarlas, por eso aconseja dejar los vehículos en parqueaderos privados, no llenarse de fundas, hacer previamente una lista de los regalos y sitios donde se va a comprar.

Además,  mirar atentamente alrededor y no tomar taxis ni buses que no tengan sus identificaciones claras del Municipio y la Policía. En este caso, se recomienda tomar un taxi que tenga los sellos marrones de la Emmop, que tienen el número de registro, y fijarse en la placa.

En el sistema de Trolebús los conductores repiten constantemente a los usuarios tener cuidado con las pertenencias cuando suben y bajan, especialmente en las horas de mayor afluencia.

No salga tarde de los centros comerciales y nunca ande solo ni transite por calles oscuras. Si tiene una cartera o mochila, es mejor colocársela en el pecho. “A mí me ha servido no asistir a locales donde hay promociones porque ahí la gente se aglomera y es más fácil que me quiten algo”, concluyó Teresa Suárez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)