8 de agosto de 2016 00:00

La calidad del bus interparroquial entra al debate

Las unidades que prestan el transporte al valle de Tumbaco llegan a la Estación de la Río Coca, en el norte. Foto: Julio Estrella /EL COMERCIO

Las unidades que prestan el transporte al valle de Tumbaco llegan a la Estación de la Río Coca, en el norte. Foto: Julio Estrella /EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 9
Evelyn Jácome

El tema es una de las papas calientes con las que debe lidiar el Municipio de Quito. El proyecto de ordenanza que contempla, entre otras opciones, el alza de tarifas para los buses interparroquiales en el Distrito está listo.

Solo falta que los 21 concejales lo analicen. Luego de un primer debate, el proyecto regresará a la Comisión de Movilidad que deberá incluir las observaciones que, seguro, harán los concejales. Preparará un informe para segundo debate y en este se tomará la decisión final que rija en el Distrito.

Sergio Garnica, concejal miembro de la Comisión de Movilidad, indicó que es probable que este jueves haya un primer debate en el Pleno.

Precisamente por eso, cerca de 200 transportistas que prestan sus servicios en El Quinche, Checa, Guayllabamba, Yaruquí, Tumbaco y Cumbayá, se darán cita en las afueras del Municipio para apoyar la propuesta del incremento.

Luis Méndez, presidente de Sotranor (cuatro cooperativas de Tumbaco) aseguró que se les informó que el tema estará en el orden del día .

La propuesta será tratada luego de que, hace una semana, los conductores que prestan sus servicios a algunas parroquias rurales no laboraron por más de ocho horas como protesta ante la falta de celeridad en el tratamiento del alza.

En mayo del 2015 se establecieron mesas de diálogo que terminaron en octubre y se realizó un estudio para determinar si el alza era viable. Pero hasta el mes pasado, no obtuvieron una respuesta. El lunes pasado, la Procuraduría emitió un informe que deja vía libre para que el proyecto que incluye, entre otras opciones, un alza de pasajes, vaya al Concejo.

El proyecto de ordenanza busca mejorar los índices de calidad como requisito para un alza. Darío Tapia, secretario de Movilidad, indicó que cualquier tema de tarifa debe estar anclado a la calidad del servicio. Son 10 puntos los que se deben cumplir para considerar que el servicio sea de calidad. Tapia informó que eso se controlará con agentes en la vía y que se puede trabajar con los gobiernos autónomos de cada parroquia para que ayuden en ese cometido. La AMT se encargaría de abrir los expedientes en caso de ser necesario.

Méndez aseguró que están dispuestos a cumplir cada uno de los parámetros de calidad, que ellos ya estudiaron los requisitos. Aseguró que precisamente pensando en mejorar el servicio, el 80% de la flota que presta el servicio a Tumbaco, es decir, 162 buses, se renovó.

Eddy Sánchez, presidente de la Comisión de Movilidad, indicó que en los estudios que realizó la Secretaría de Movilidad se determinó que hay cooperativas que están operando con déficit financiero y eso es insostenible.

Para César Arias, consultor en movilidad, el tema del alza es complejo porque las empresas que prestan el servicio son de crecimiento espontáneo, es decir, que se han formado conforme ha ido creciendo la demanda. Para mejorar la calidad deberían tener mejor tecnología y manejo de personal.

Un mejoramiento importante en esos campos, afirma, haría que el costo del transporte fuera muy alto, como en Brasil, Colombia y Perú, donde hay empresas a las que se les puede exigir más calidad, pero la tarifa supera los USD 0,80.

Para Arias, el problema es que desde el 97 en el país se negocian las tarifas políticamente. “Se debería tener un enfoque más técnico. El pasaje debe ser calculado de una manera técnica, se debe hacer un estudio de preferencia sobre la capacidad de los usuarios ya que no todos tienen la misma condición de pago”, finalizó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)