10 de julio de 2015 13:47

La caída de la Bolsa de Valores china, sin impacto en Ecuador

El Gobierno de China tomó medidas para que se recuperen las bolsas de valores, después de una estrepitosa caída. Foto: EFE

El Gobierno de China tomó medidas para que se recuperen las bolsas de valores, después de una estrepitosa caída. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 4
Washington Paspuel
(I) 
wpaspuel@elcomercio.com

La estrepitosa caída que registró la Bolsa de Valores de Shanghái, la principal de China, el miércoles pasado, no tendrá repercusiones directas en Ecuador, según explican expertos en el sector bursátil.

La Bolsa de Valores china tuvo una fuerte caída el miércoles, hasta situarse en el 5,9%, luego de tres semanas consecutivas de descensos, lo que significó una pérdida acumulada de USD 3,5 billones en capitalización bursátil desde el pasado 12 de junio, según datos del Índice Compuesto de Shanghái , reproducidos por el diario The Wall Street Journal.

La caída también afectó a otras bolsas asiáticas y causó preocupación en los mercados bursátiles de Estados y Europa.

Para detener el fuerte descenso, el Gobierno chino se apresuró en tomar una serie de medidas. La última de estas fue el anuncio del inicio de una investigación penal del Ministerio chino de Seguridad Pública, sobre las actividades supuestamente especulativas que habrían producido el desplome de las acciones. Esta acción tuvo efectos positivos. Para ayer, la bolsa de Shanghái cerró al alza en 5,76%.

Pekín también emprendió en otras acciones para impedir que el mercado bursátil continuase cayendo. Una de esas medidas fue la prohibición de vender sus títulos a quienes sean propietarios de acciones mayores al 5% del valor de una empresa, por un período de seis meses.

“Lo que produjo el desplome de las bolsas chinas es una especie de burbuja”, explicó Mónica Villagómez, presidenta de la Bolsa de Valores de Quito. “Al parecer, existió un poco de deficiencia en la regulación, en cuanto al manejo de ciertos aspectos”, agregó.

El Gobierno chino instrumentó varias medidas para desarrollar el mercado bursátil y hacerlo más accesible. Entre esas acciones, Pekín redujo las tasas de interés y permitió que los inversionistas extranjeros pudieran transar en la Bolsa de Shanghái.

Además, según una nota The Wall Street Journal, las autoridades también dieron facilidades a millones de inversionistas particulares para comprar acciones a crédito.

En el mercado bursátil chino, estos accionistas individuales significan el 80% de las transacciones. Por el contrario, las bolsas de Estados Unidos, Japón y Europa tienen mayor presencia de firmas que negocian los papeles, como por ejemplo los fondos de inversión.

Como consecuencia de las acciones del Gobierno chino, se produjo un incremento en las transacciones de las acciones y un alza de estas
.
Pero Villagómez sostuvo que faltó una cultura bursátil, algo que sí manejan las firmas especializadas en esta actividad. “Estas tienen más conocimiento del mercado, toman los riesgos y las oportunidades de una manera más apropiada. Son firmas especializadas que hacen análisis de cada una de las compañías que están en bolsa”.

Eduardo Jijón, experto en Mercado de Valores y docente universitario, consideró que los efectos de la caída de las bolsas chinas tendrán repercusiones directas para los dueños de las acciones, que vieron caer su valor, mas no para la economía de China en general.

“El problema es que los dueños de todas estas acciones confiaron en las señales que le transmitía el Gobierno chino sobre lo positivo de invertir en papeles de empresas, pero lo hicieron sin tener un cono­cimiento, y cuando las acciones empezaron a descender, quisieron venderlas”.

Para Antonio Hidalgo, director de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-China, pese a que la presencia de firmas chinas en Ecuador es importante y en diferentes sectores, desde el hidrocarburífero hasta el industrial, consideró que no existirá repercusión en el país por el desplome de las bolsas de China.

Para el directivo, la caída del mercado bursátil del gigante asiático es muy puntual y no guarda relación con las empresas que tienen vínculos comerciales con nuestro país.

La balanza comercial de Ecuador con el país asiático es negativa para los ecuatorianos y se ha ido profundizando los últimos años.
Así, esta fue de alrededor de USD 2 217 millones en el 2013 y sobrepasó los USD 2 800 millones para el 2014, según datos del Banco Central del Ecuador.

La caída de las bolsas chinas afectó principalmente a un grupo de firmas de los sectores inmobiliario, tecnológico e industrial y de manufactura, que se vieron obligadas a cerrar temporalmente sus actividades y negocios.

Villagómez reiteró que un escenario parecido es improbable en las bolsas de valores de Quito y Guayaquil, porque el país todavía tiene un mercado bursátil reducido y con pocos participantes. “De la lectura que hago de la crisis de las bolsas chinas es que el Gobierno chino le apostó al mercado de valores, y a apoyar la expansión del mercado de acciones, a la mayor cotización de las compañías, de los capitales, y creo que en ese sentido fue un propósito muy bueno”.

En contexto

Las bolsas de valores chinas sufrieron una fuerte caída el pasado miércoles, debido a la incertidumbre de los tenedores de las ­acciones, por lo que el Gobierno de gigante asiático debió tomar una serie de medidas. Las acciones se recuperaron ayer, 9 de julio del 2015. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)