25 de abril de 2015 15:00

Este 27 de abril se conocerá si el cuerpo encontrado corresponde al taxista Luis Balladares

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 13
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
José Guaygua

El reconocimiento del cuerpo encontrado este 24 de abril en el embalse de Manduriacu, en el sector de Nanegal, al noroccidente de Quito, deberá esperar hasta el lunes 27 de abril.

En un inicio se presume que corresponde a Luis Balladares, taxista desaparecido desde el pasado 17 de abril, cuando su vehículo fue arrastrado por la correntada de la quebrada El Conde, en el sector El Beaterio, en el sur de la capital.

Un experto forense aseguró que se debe realizar pericias rigurosas antes de emitir cualquier resultado. Es imposible reconocer su rostro.

Un examen consiste en obtener las huellas dactilares para cotejarlas con la ficha índice del Registro Civil. Así se determina de manera fehaciente la identidad de una persona.

No obstante, por el avanzado estado de descomposición más la alta hidratación del cuerpo encontrado y los golpes sufridos es complicado practicar esa técnica. El cráneo también estaría bastante destruido.

Tampoco se puede comprobar la presencia de cicatrices. El desaparecido habría tenido una en su mano.

Un experto forense aseguró que se debe realizar pericias rigurosas antes de emitir cualquier resultado. Es imposible reconocer su rostro Foto: Cortesía/Policía Nacional.

Un experto forense aseguró que se debe realizar pericias rigurosas antes de emitir cualquier resultado. Es imposible reconocer su rostro Foto: Cortesía/Policía Nacional.


El siguiente paso es un análisis de perfil genético. Aunque se debe verificar si de los restos se puede tomar una muestra óptima.

Lo más probable es que se requiera ADN de padre, madre o hijos para compararlos con el de la víctima. Para este trámite se necesita la orden del fiscal, pedido que ya estaría en proceso.
Este tipo de examen puede tomar de dos a tres días.

Para mayor seguridad los forenses analizan placas dentales y huesos del esqueleto. También explicaron que el cuerpo encontrado posee algunas calzas en sus dientes. Aún falta verificar pero, al parecer, Balladares no tenía tantas.

Asimismo, los restos encontrados se presume que corresponden al de una persona de 1,75 m de alto. Se conoce que el taxista medía 1,65 m. Pero todavía nada es concluyente.

Según Rubén Balladares, hermano del desaparecido, las autoridades dijeron a la familia que el lunes continuará el proceso legal para reconocimiento del cadáver.

Juan Zapata, secretario de Seguridad del Distrito, reiteró que si se trata de Luis Balladares, el Municipio de Quito se hará cargo de todos los gastos mortuorios. Incluso del traslado hasta Pujilí, provincia de Cotopaxi, de donde era oriundo el taxista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)