17 de abril de 2017   00:00

El cabildeo interno por puestos claves de la Asamblea empieza

José Serrano, de Alianza País, es de los más opcionados para ocupar la Presidencia. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

José Serrano, de Alianza País, es de los más opcionados para ocupar la Presidencia. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 127
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 66
Mario Alexis González
(I)[email protected]

El 14 de mayo, la nueva Asamblea Nacional se posesionará. La primera sesión del pleno la presidirán, según la ley de la Función Legislativa, los tres asambleístas nacionales con mayor votación consolidada.

Según los resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE), José Serrano, Gabriela Rivadeneira y Viviana Bonilla, todos de Alianza País (AP), serán quienes ejerzan la dirección, la subdirección y la secretaría de la primera sesión.

El único punto del orden del día será la elección de las nuevas autoridades del Legislativo.

Para la Presidencia y las dos Vicepresidencias, los legisladores podrán mocionar a cualquiera de los presentes. Pero la elección se realizará con el voto de la mayoría absoluta, es decir, mínimo 70 votos. Los cuales solo posee AP. El oficialismo volverá a copar estos espacios en la Asamblea.

Este miércoles, los 50 asambleístas electos por el movimiento verdeflex y los 24 por alianzas entre el oficialismo y otras organizaciones locales, en nueve provincias, tendrán un taller en el Hotel Quito.

Franklin Samaniego, electo en Pichincha, confirmó la convocatoria a esta reunión aunque prefirió no adelantar si ahí se empezará a delinear los nombres de las autoridades. Para la presidencia -dice- suenan nombres como el de Serrano, exministro del Interior; y Rivadeneira, actual presidenta de la Función.

Carlos Viteri, actual asambleísta y reelecto en la lista nacional por AP, va más allá y dice que el único nombre confirmado es el de Serrano. Esto porque su votación fue la más grande del país y ha demostrado su liderazgo en su paso como ministro del Interior. Rivadeneira, por su parte, aclaró: “no me quita el sueño volver a estar al frente de la legislación, pues los cuatro años que están por concluir han sido agotadores”.


Del lado de las vicepresidencias el panorama es menos claro. Rivadeneira y Viteri explican que para esta decisión el oficialismo no toma en cuenta únicamente los votos, por lo que no es un hecho que Bonilla y la propia Rivadeneira ocupen esos lugares.

Se deben considerar -agrega Viteri- conceptos de igualdad de género, edad e incluso el factor de interculturalidad.

Rivadeneira expone que no se descarta que se pueda ceder la segunda vicepresidencia a la oposición en pos de que la Asamblea se convierta en el centro del diálogo político nacional. Pero Cristina Reyes, la asambleísta electa con más votos por el Partido Social Cristiano (PSC), ve esa posibilidad muy lejana, porque esa no ha sido la conducta de País, en los últimos 10 años.

Conformación del CAL

Las decisiones en el oficialismo se retardaron por la segunda vuelta presidencial. La única reunión pública que hasta el momento han mantenido los 74 electos fue el 28 de febrero. En esa ocasión Lenín Moreno les pidió que mantengan activos sus equipos de campaña para colaborar en el balotaje.

Las tres autoridades que elija AP encabezarán el Consejo de Administración Legislativa (CAL), el máximo órgano en la Asamblea. Este se completará con cuatro vocales.

La ley de la Función establece que estas dignidades serán elegidas de entre asambleístas de diferentes bancadas, que podrán formarlas los partidos o movimientos políticos que cuenten con al menos el 10% de los 137 asambleístas que componen el Pleno, es decir, mínimo 13 curules.

En este caso, según los resultados del CNE, habrá bancadas y vocales del Consejo de AP, Creo- SUMA y PSC, que cuentan con 74, 33 y 15 legisladores, respectivamente.

En el caso oficialista, en el período que está por terminas, las vocalías del CAL se entregaron a legisladores que llegaron en alianzas con partidos del Frente Unidos. Es el caso de Verónica Arias y Carlos Bergmann, ambos reelectos.

En Creo-SUMA, por otro lado, según el actual jefe del bloque legislativo, Patricio Donoso, la elección del vocal no ha sido una prioridad, pues han gastado todos sus esfuerzos en la impugnación electoral.

Uno de los opcionados, al ser el más votado, es Guillermo Celi. El manabita acepta su interés de estar en el CAL. “Sería importante para llevar adelante la visión del bloque de generar normas para el emprendimiento y la lucha contra la corrupción”, indica.

Mientras que del lado socialcristiano es Cristina Reyes la principal opción, así lo reconocen sus colegas y ella también acepta que se lo han propuesto. Pero -dice- la decisión final se tomará en el transcurso de la semana en una reunión del Partido, con la presencia de sus líderes nacionales

El cuarto vocal podrá ser nombrado por la mayoría del Pleno (más de 70 votos), entre los legisladores de cualquier organización política. También hay la posibilidad de que se forme un cuarto bloque por asambleístas de varias tiendas políticas que por separado no reúnan el porcentaje mínimo establecido en la ley.

Entre las minorías con esta opción están Fuerza Ecuador, Sociedad Patriótica, Izquierda Democrática (ID), Pachakutik y cuatro movimientos locales.

Wilma Andrade, electa por la ID, afirma que han empezado los diálogos con Pachakutik para formar ese bloque.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (17)