3 de January de 2010 00:00

A la cabeza de los 15 anunciantes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política

La publicidad oficial es la tercera puerta que usa el Gobierno para ingresar a  los hogares ecuatorianos. A través de este método, la Secretaría Nacional de Comunicación, los ministerios y otras entidades del Ejecutivo informan sobre las acciones que ejecutan o los proyectos que tienen en carpeta.

Las campañas están diseñadas desde Carondelet, a través de la Subsecretaría de Publicidad, pero son ejecutadas por las direcciones de comunicación de los ministerios.

USD 22 millones
destinó la Presidencia de la República para  publicidad en los tres años de Rafael Correa.

Estos espacios están definidos en función de las coyunturas políticas. “En la Presidencia definen los conceptos y nosotros tenemos que buscar la información necesaria y someternos a esos ejes”, comenta una funcionaria del Gobierno, que pidió no revelar su identidad.

Conforme a Roberto Puga, subsecretario de Publicidad de la Presidencia, en 2009 Carondelet destinó USD 5,8 millones para este rubro. Sin embargo, según datos de la empresa Infomedia, el Gobierno  (allí se incluyen la Presidencia de la República, los ministerios...) encabeza la lista de los 15 mayores anunciantes a escala nacional.

Un estudio de la firma consultora Poderes: Inteligencia Política, indica que en 2009, el Régimen  invirtió USD 40 millones, sin tomar en cuenta los descuentos que tiene el por ser un anunciante grande.

En varios casos, la propaganda oficial “vende proyectos” que todavía no se concretan. Ese es el caso de la Refinería del Pacífico, que pese a estar en la fase de diseño, es difundida en los ‘spots’ publicitarios, en horarios de mayor audiencia, como una de las obras estrella del Gobierno.

La expectativa sobre la rehabilitación exitosa del ferrocarril, despertada a través de la propaganda sistemática, es demedida frente a los resultados: del sistema ferroviario solo está rehabilitado el tramo Quito-Latacunga. 

La maquinaria publicitaria también infló los alcances de la rehabilitación vial a escala nacional; en la práctica la mayoría de obras registra retrasos, pese a haber sido ejecutadas bajo un esquema de emergencia. 

¿Qué busca el Gobierno con estas campañas? El experto en comunicación política Andrés Seminario sostiene que el objetivo es “atraer más aliados a su proyecto político”. No obstante, advierte que ya existe una sobreexposición que amenaza la efectividad del mensaje.

Pero Juan Francisco Morales, de la Consultora Inteligencia Política, recuerda que la publicidad política no es negativa. “Los gobiernos anteriores también lo usaron, pero no fueron efectivos para llegar con su mensaje”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)