1 de abril de 2017 00:00

Búsqueda y plantones por Cristina Palacio, en Cuenca

Los amigos y familiares realizaron plantones en la Corte de Justicia de Azuay. Foto: Xavier Caivinagua/PARA EL COMECIO

Los amigos y familiares realizaron plantones en la Corte de Justicia de Azuay. Foto: Xavier Caivinagua/PARA EL COMECIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 48
Triste 10
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 2
Lineida Castillo
Redactora (I)
[email protected]

La desaparición de Cristina Palacio ha conmocionado a Cuenca. La joven no aparece desde el martes 28 de marzo de 2017, y un día después los policías detuvieron en su lugar de trabajo a un sospechoso. Él habría contado al fiscal del caso, Esteban Coronel, que terminó con la vida de la chica y que su cuerpo fue arrojado al río Cuenca.

Pero hasta la tarde de ayer, 31 de marzo, su cuerpo no aparecía, aunque la justicia ya trata el caso como un posible delito de femicidio.

Los familiares y amigos de Palacio contaron a la Policía que él la llamaba por teléfono con frecuencia, pues el detenido y Cristina habían sido compañeros de trabajo en una empresa farmacéutica.

Dentro de las primeras investigaciones, los agentes accedieron a los videos del ECU-911 y se determinó que ese martes la joven se embarcó en el vehículo Suzuki que pertenece al procesado. Desde entonces ella desapareció.

De acuerdo con la versión de sus compañeros, Palacio salió de su trabajo en la zonal 6 del Ministerio de Industrias a las 17:00 para dirigirse a la Universidad Técnica Particular de Loja, en donde estudiaba.

Pasadas las 21:00 de ese martes, su familia se preocupó porque no contestaba el celular y empezaron a buscarla a través de los amigos del trabajo y de la universidad. Se enteraron que no asistió a clases y por eso, cerca de la medianoche, pusieron la denuncia en la Fiscalía de Azuay. También alertaron sobre su desaparición a través de las redes sociales y la buscaron en diferentes sectores de Cuenca. Los familiares y amigos replicaron los mensajes en Facebook y Twitter.

“Sin que ostente la calidad de sospechoso, confesó que retuvo y mató a su amiga esa misma noche tras una discusión; y que su cuerpo lo lanzó desde el puente Sixto Durán Ballén hacia el río Cuenca”, dijo el fiscal de Azuay, Adrián Rojas.

Una vez que fue detenido con fines investigativos, la Policía accedió a su vivienda ubicada al este de Cuenca.

En ese lugar habrían encontraron algunas pertenencias de la desaparecida como un arete, la cartera con sus documentos personales. Además, aparecieron máculas rojas impregnadas en la pared, armas de fuego y cuchillos.

El detenido fue sometido a una audiencia judicial, que se cumplió la noche del último jueves y allí ratificó su versión.

El juez de la Unidad Judicial de Penal de Cuenca, Jorge Verdugo, ordenó que el sospechoso sea detenido 90 días, mientras duren las investigaciones.

“Un crimen de esta manera duele tanto y provoca indignación”, señaló César Palacio, quien busca el cuerpo de su hermana, en el río Cuenca.

En las radios y en las redes sociales se habló constantemente sobre lo sucedido. El día de la audiencia, grupos de colectivos de defensa de la mujer y familiares se concentraron en los bajos de la Corte de Justicia de Cuenca. Al término, la gente intentó golpear al implicado que salió escoltado por los policías.

En la tarde de ayer se realizó un plantón liderado por colectivos sociales como #Niunamenos. El acto se desarrolló en el Parque Calderón. Allí exigieron que el caso sea investigado y que se determine qué sucedió. Más de 200 personas asistieron y portaron velas y letreros a favor de la joven.

Juan Carlos Salazar, abogado de la familia Palacio, dijo que el acusado acabó con la vida de la chica por su condición de mujer, por asuntos económicos y por temas que se reserva por respeto a la víctima.

No es el único caso de femicidio en Azuay. Según el fiscal Rojas, en lo que va de este año se han registrado cinco casos en Azuay; cuatro están resueltos. El Código Penal encasilla en este delito los casos en donde la persona, como resultado de relaciones de poder y manifestada de cualquier tipo de violencia, da muerte a una mujer por el hecho de serlo o por su condición de género.

Palacio es buscada en los ríos Cuenca y Paute. En esta cruzada participan más de 20 bomberos de Cuenca, Paute y Guachapala que utilizan un bote. Además, hay personal de Grupo de Intervención y Rescate y de Operaciones Especiales.

La búsqueda se extiende desde la zona de Challuabamba (Cuenca) hasta el inicio del embalse de la presa de Mazar, en el límite entre Azuay y Cañar. Ayer, César Palacio consiguió otra embarcación con motor fuera de borda para acelerar la búsqueda.

Los bomberos señalaron que las tareas se complican porque en la zona llueve permanentemente y los ríos registran altos caudales. Las orillas están mojadas, por lo que podría registrarse algún accidente.

Los policías también llegaron al sitio donde el sospechoso dijo que lanzó el cadáver al río Cuenca. El sector está ubicado en Challuabamba, en el norte de la capital azuaya. Allí, los uniformados encontraron huellas de sangre, restos de las prendas de vestir incineradas y guantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (45)
No (13)