10 de January de 2010 00:00

Los buseros piden alza del pasaje urbano, los usuarios se oponen

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Varias redacciones
ecuador@elcomercio.com

Las medidas de presión se iniciarán este martes. Para ese  día, la dirigencia  del transporte urbano tiene previsto protestar en la Comisión Nacional de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial (Cnttsv) para exigir el alza  del pasaje urbano de USD 0,25 a 0,45.

La Cámara de Transporte del país  tiene dos argumentos: el incremento en el  precio de  repuestos e insumos y  el alto costo de la vida.  La última alza   fue  en  2003. Según el presidente del gremio, José Santamaría, en ese año el salario básico   era USD 80 y ahora es de USD  240.
 
“Es decir,  hay un incremento del 300% y no subió la tarifa”. Él agrega  que en tres años la caneca de cinco galones de un lubricante pasó de  USD 18,50   a  90. Y una llanta     de USD 240 a 550.

El pedido de revisión de pasajes no lo conocen en la Cnttsv.

El director en Azuay, Iván Carvallo, dice que no ha tratado el tema con la dirigencia.  La   entidad está encargada de  regular el  pasaje.
 
Carvallo asegura que una revisión exige un  estudio, pero Santamaría agrega que el último se hizo en   abril pasado y  fijó  la tarifa  en USD 0,42. En su opinión, hay que   considerar    salarios, costos de combustibles y repuestos. “Por eso, en ciudades  pequeñas es difícil renovar las unidades”.

En Guayaquil, los transportistas  insisten en que se debe revisar el costo del peaje.  Para Augusto Aguirre, presidente de la Federación de Transportistas Urbanos del Guayas,  el Gobierno debe tomar una decisión. “De lo contrario se viene una quiebra económica para el sector”.

Él señala  que   si las condiciones del país no dan para  un aumento, el Régimen debe fijar  bonos para los sectores de la tercera edad y estudiantil.  “Para ellos, la tarifa debe ser de USD 0,25”.

Aguirre también preside  Metroquil, uno de los dos consorcios  que se incorporaron al servicio de la Metrovía de  Guayaquil. Según él, este sistema  de transporte también afronta dificultades por las bajas tarifas.

El mayor problema, a más de los costos de repuestos y mantenimiento, lo heredaron cuando tuvieron que importar 10 buses más tras el inicio de  operaciones.

“Los 10 últimos buses costaron USD 100 000 más, es decir, USD 325 000 cada uno”.
Aguirre defiende la petición de incremento en las tarifas. Su argumentación se basa sobre los USD 0,65 que paga el pasajero en Bogotá, o los USD 0,60 que cancela el usuario en Chile. No se refirió a la calidad del servicio.
En Ambato, Ibarra, Santo Domingo, Cuenca... hay oposición al alza. En esta última ciudad, los usuarios   no aprueban el pedido. Para la estudiante   Elena Romero, USD 0,45  es   alto  para un país en crisis,  donde el sueldo es     bajo.  Ella  usa ocho veces al día el bus.
En Santo Domingo,  Patricia Muquincho dice que el sueldo de su esposo (USD 240) no  alcanza. “Peor si suben los pasajes. Tengo tres hijos y dos son escolares y se movilizan en bus”.
Lo mismo piensa  Freyi Napa, quien tiene una capacidad especial. Ella cuenta que los conductores no respetan el carné de discapacidad ni las  paradas.
 En Esmeraldas también existen  limitaciones en el servicio,  como concentración de rutas en el centro, mientras  otros  sectores no tienen  transporte. También hay asaltos y circulan pocas unidades durante las noches.
Por ello, el pasajero  Eduardo Freire   no apoya un posible incremento en el costo de los pasajes.  
Feliz Velasco, gerente de la cooperativa Las Palmas, que tiene 100 unidades, señala que la Federación Nacional  negociará un sistema de compensación con el Gobierno. “Puede ser la liberación de aranceles para las llantas y lubricantes”.
A pesar de las quejas, los directivos de la Unión de Transportistas de Tungurahua respaldan la petición de incremento.
En Ambato se calcula que  cada bus transporta cada día alrededor de 400 personas. Es decir, 174 000 ambateños usan el servicio de transporte a diario.
En 2008, esta institución realizó un estudio de cálculo de factores de incremento del pasaje. En este se determinó que el alza sea de USD 0,04, es decir, de USD 0,18 a USD 0,22.
Pero el Concejo Municipal aceptó que se cobre desde este mes USD 0,20.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)