7 de mayo de 2015 11:31

Un burdel clandestino fue cerrado en la av. De la  República y Diego de Almagro

La Policía permaneció en los distintos burdeles para sacar los bienes y así evitar que los locales continúen funcionando. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

La Policía permaneció en los distintos burdeles para incautarse los bienes y así evitar que los locales continúen funcionando. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 30
Triste 97
Indiferente 6
Sorprendido 5
Contento 72
Sara Ortiz

Una mujer que cargaba un bebé de un año fue la única persona que se quedó en el lugar. El resto: unas 20 trabajadoras sexuales y unos 20 clientes desalojaron el burdel Apple apenas llegó la Intendencia de Pichincha y la Policía, la mañana de este jueves 7 de mayo del 2015.

En la madrugada, las autoridades confirmaron que este club nocturno funcionaba de forma clandestina en la avenida De la República y Diego de Almagro, en el norte de Quito.

Edwin Castelo, intendente de Pichincha, aseguró que el establecimiento recibió la clausura definitiva en el 2012. Las razones de esta sanción fueron: operar afuera del horario de servicio, tolerar el ingreso de personas sin documentos y de menores de edad, y permitir el trabajo de mujeres extranjeras con visas de turismo.

Durante el operativo, el administrador fue detenido, ya que el funcionamiento de un lugar, tras una clausura, constituye delito. El artículo 282 del Código Orgánico Integral Penal contempla una sanción de uno a tres años de cárcel para la persona que va en contra de la decisión de una autoridad.

Además, esta mañana, la Intendencia de Pichincha clausuró al burdel ‘Blondy’, en la av. Maldonado, en el sector de El Recreo, en el sur de la urbe. Según Castelo, este sitio también operaba de forma clandestina, pese a su cierre en el 2014. 

En Quito, desde el año pasado hasta hoy se contabilizaron 300 burdeles clausurados y 65 con sanción definitiva. Sus representantes, en marchas y comunicados, han expresado su desacuerdo por estas medidas, ya que aseguran se “vulnera el derecho al trabajo”.

Castelo hizo una advertencia: “Si un establecimiento con clausura definitiva está funcionando, se va a proceder con la detención y el retiro de bienes”. La Intendencia busca evitar que continúen operando los prostíbulos ilegales.

En el burdel de la av. De la República y Diego de Almagro los uniformados se incautaron hoy de mesas, sillones, licores, televisores y todos los electrodomésticos. A las 10:00, esos objetos fueron sacados de Apple. 

Mientras los policías cargaban los bienes en un camión, la mujer con el niño en brazos realizaba el inventario de bienes. La Policía le garantizó que no sería detenida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (5)