8 de February de 2010 00:00

Los Bucaram Pulley crecieron lejos del padre

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 7
Sorprendido 1
Contento 2

Redacción Guayaquil

Las vitrinas del almacén El Cisne están llenas de bisutería. El pequeño bazar, que fue el inicio del negocio familiar de los Bucaram Ortiz, se mantiene aún en las calles Clemente Ballén, entre Boyacá y García Avilés, en el centro de Guayaquil.

Los nietos de la familia, de origen libanés, ya no juegan en las calles adyacentes, como ocurrió en los años cincuenta con los hijos Abdalá, Jacobo...; el negocio lo atiende hoy una de las hermanas, Linda Bucaram Ortiz.

Parte de la herencia de comerciantes de este clan familiar se maneja ahora desde  el norte de Guayaquil. En la ciudadela Kennedy Norte está domiciliada la Importadora Midab, un negocio de Michel y Abdalá (Dalo) Bucaram Pulley.  Los dos hijos del ex presidente de la República, Abdalá Bucaram Ortiz, tienen esta empresa hace dos años.

Se promociona, en el Directorio de Negocios GuiMun en la Internet, como una importadora de artículos de decoración: lámparas, alfombras de cuero, muebles para el hogar. Y tiene una página en Facebook  para las compras a través de esta red social.

En la práctica, Michel, el  menor, es quien administra el negocio. Las ventas son al por mayor y los clientes pueden recibir los catálogos por correo electrónico y visitar la bodega privada. Funciona aledaña a la vivienda que tenía el ex Presidente, desde los años 90, y donde los cuatro hijos también construyeron sus hogares.
 
Jacobo, el mayor, también se dedica al comercio. Mientras que su hija Linda tiene una fábrica de ropa de bebé. El negocio lo heredó de su esposo, Selim Dumani, fallecido en diciembre de 2007.

‘Dalo’  heredó la parte política, luego de su fugaz paso por el fútbol profesional. Llegó a la Asamblea con   400 000 votos de apoyo. Lo hizo de la mano de su esposa, la animadora de TV, Gabriela Pazmiño, como legisladora por Guayas, con quien tiene tres hijos.

Actualmente, está empeñado en aclarar las razones históricas del derrocamiento de su padre,  en febrero de 1997.

Tenía 14 años de edad cuando militares lo sacaron junto con su familia,  vestida con uniformes militares, del Palacio de Carondelet. En las calles una multitud pedía la salida de su padre por las denuncias de corrupción, medidas  económicas  impopulares...

Trece años después, su padre se mantiene con asilo político en Panamá pero con línea directa a Guayaquil. Está al tanto de su actuación en la Asamblea  y del negocio de importaciones, con el que les da una mano desde allá.

Según su hijo ‘ Dalo’, ese negocio ayudó a sostener económicamente a la familia durante  estos años. “Es una infamia quienes dicen que amigos de Bucaram le ayudaban con dinero o que se mantuvieron con los sacos de dinero, que se sacaron del  Palacio”.

Los cuatro hijos del ex Mandatario y su  esposa, María Rosa Pulley, viajaron a Panamá  para celebrar su cumpleaños 58 del ex Presidente  (nació el 4 de febrero de 1952). Desde inicios de semana la familia comenzó a llegar al segundo piso del edificio Punta Paitilla, en el centro de Panamá.
 
También viajaron  unos 150  miembros del partido roldosista  de la ‘Nueva era’, como denomina ‘Dalo’ a jóvenes militantes, con los que quiere rescatar el partido que fundó su padre en 1982.

Bucaram no ha cambiado de domicilio por muchos años.   Ahí vive con Miguel Salem, quien era secretario de la Administración. Uno de sus conocidos, Nicolás Issa Obando, afiliado al PRE entre 1999 y 2006, dice  que  vive sin los lujos que se habla. “Los muebles son modestos, sin ningún esquema de decoración,  no vive como un jeque... y come lo mismo que  cualquier   ecuatoriano”.

Gabriela Pazmiño dice que su suegro es un buen anfitrión. Cada vez que va la familia tiene un menú con platos ecuatorianos. Los preparan Julia y Teresa, dos esmeraldeñas que trabajan con él.
 
“El exilio sirvió  a Bucaram para mejorar  su temperamento, en su conocimiento y en su sabiduría”, dice ‘Dalo’. Él cree que desde Panamá “ha visto agonizar a esa partidocracia que lo derrocó, y mantiene su lucha silenciosa”.


 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (3)