8 de November de 2009 00:00

Brochas y pinceles:maquillaje perfecto

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Utilizar las herramientas y la técnica adecuadas es lo que diferencia a quienes pintan con los dedos de los verdaderos artistas.  Por tanto, para convertirse en un Picasso del maquillaje, primero debe comenzar por conocer los distintos implementos, adquirir los adecuados según sus necesidades y mantener un cuidado correcto.

Escoja los implementos adecuados

Adquirir un buen pincel puede significar una buena inversión, ya que si es una brocha de excelente calidad y recibe un cuidado adecuado, esta durará años.

Al adquirir estas herramientas, tenga en cuenta los siguientes aspectos. Prefiera pinceles que cuenten con cerdas naturales. Por otro lado, descártelos si presentan una cabeza con cerdas muy  abiertas o desordenadas. Lo ideal es probarlos sobre la piel, para constatar que tengan una textura lisa y  suave, al mismo tiempo que sean suficientemente firmes para colocar el maquillaje con precisión.  Asegúrese  que el mango sea  lo más ergonómico posible y tenga el largo ideal para que quepa en su mano  y  lo pueda llevar  en la cartera.

Seis pinceles esenciales

La cantidad y variedad de herramientas para embellecer el rostro es abrumadora. Sin embargo, la supermodelo Stephany Seymour, autora del libro ‘Beauty Secrets for Dummies’,   explica que existen  seis tipos diferentes de brochas que son indispensables.   

1. Para el polvo: Ancha y esponjosa, esta es la brocha más grande del grupo. Está diseñada para distribuir  los polvos faciales sueltos o compactos en el rostro.
2. Delineador de ojos: Es un pincel delgado con la cabeza cuadrada que se utiliza para colocar y difuminar el color cerca de la línea de las pestañas.

3. Aplicador de sombras: El pincel que se utiliza para aplicar las sombras en polvo sobre los párpados puede tener la cabeza redonda o angulada (esta sirve para dar profundidad, pues crea un trazo más firme).

4. Separador de pestañas: el cepillo para separar las pestañas ayuda a que estas luzcan más naturales. Existen de varios tipos, algunos de plástico, mientras que otros vienen en espiral (como el aplicador del rímel). Se puede usar  la brocha de la mascara, una vez que se ha limpiado con removedor de maquillaje.

5. Brocha para el rubor: Es de tamaño mediano y de forma redondeada, se utiliza para difuminar el ‘blush’ en las mejillas sin generar líneas o vetas.

6. Pincel para los labios: Este debe ser pequeño, plano y con las cerdas que disminuyan  de tamaño leve y progresivamente. Es esencial para aplicar colores intensos o para fusionar distintos tonos. Existen algunos que son retráctiles y se pueden guardar fácilmente.

El cuidado de los pinceles

Limpie las brochas cada dos meses si las usa a diario. Para hacerlo, humedézcalas con agua tibia y lávelas sutilmente con un poco de jabón suave. Retire el exceso de agua y deje que se sequen al ambiente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)