26 de January de 2010 00:00

Las brigadas están activas en Ambato

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sierra Centro

En el barrio Letamendi, la mayoría de tiendas  y casas tienen rejas metálicas en las puertas y ventanas.

Esta zona, ubicada en el nororiente,  es considerada como una de las más peligrosas de  Ambato.  Allí viven  3 000 personas. Desde hace ocho años funciona  una brigada barrial.  Es la más antigua de la capital de Tungurahua. 

El 7 de abril de 2002, más de 1 000 personas ingresaron a la casa de un grupo de presuntos delincuentes y quemaron sus muebles. Exigieron que se vayan.

“Había asaltos y robos a cualquier hora. Eso cansó a los vecinos y declaramos la guerra a los ladrones”, explica María, nombre ficticio.  En Letamendi, los vecinos tienen la consigna de no revelar su identidad,  por seguridad.

“Los miembros de las brigadas acompañamos a la Policía en los recorridos. Solo los directivos pueden identificarse”, afirma María.  Ella asiste cuatro veces al mes a   las reuniones del Comité de Seguridad 7 de Abril. 

Funciona en la casa barrial. En este lugar, los dirigentes coordinan  con la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) los  próximos operativos. Una vez a la  semana, 60 vecinos y  dos uniformados recorren durante dos horas las estrechas calles del barrio.

Carlos Torres, miembro de la Directiva, detalla  que en los recorridos se  vigilan las tiendas, las casas, los terrenos abandonados y los callejones donde no hay alumbrado. “Participar en  la brigada barrial es una forma de  tener mayor  tranquilidad”.

El policía Fernando Paredes cuenta  que la zona es conflictiva. “Acá viven miembros de  seis pandillas que no roban en el barrio, pero sí en otras ciudadelas. Se hacen operativos para capturarlos”.

En el barrio Altivo Ambateño, ubicado en la  calle  Olmedo, entre Mera, Castillo y Francisco Flor, en el centro de Ambato, los 15 miembros de la brigada barrial vigilan desde las ventanas de sus casas a los peatones y carros que circulan por este sector donde habitan 500 familias. 

Se comunican con sus vecinos a través  de radios y teléfonos celulares.  El barrio está cerca del parque 12 de Noviembre  y de los mercados Central, Artesanal, Modelo y de la plaza Urbina. Estos lugares también son considerados peligrosos por la Policía.

“¡Águila, águila observo a dos hombres sospechosos. Vea que  no se roben los huevos, me copia. Cambio!, alerta Eduardo Brito, coordinador de la brigada.

La información llega a los cuatro policías que trabajan en la  UPC del parque 12 de Noviembre. Dos  uniformados llegan en una moto a la calle Olmedo.

Sin embargo, los hombres escaparon. Carmen Ulloa, presidenta del barrio, es una de las fundadoras  de la brigada   que se conformó hace cuatro años.

Ulloa y otros 15 moradores se encargan  cada semana de  realizar las rondas. La semana pasada, la Policía, con ayuda de la brigada, detuvo  a 29 personas por  escándalo público e   intento de robo de casas, carros, celulares...

“Antes, a cada hora había asaltos a los locales. Recibíamos 10 denuncias diarias de robo, pero bajó a una por  semana”, explica Marco Cundulle, responsable de la UPC del parque  12 de Noviembre.

Pese a ello, Luis Báez, propietario de una tienda de videos, situada  en la calle Olmedo y Castillo, instaló una puerta metálica  en el ingreso de su local.

Alicia Albán, comerciante del Mercado Modelo, dice que antes había robos en el interior del mercado. Pero ahora  los vendedores  denuncian a los delincuentes.   En la ciudad hay  38 UPC  y ocho brigadas barriales en los sectores donde se registran más delitos.

Patricio Campaña,  jefe de la Policía Comunitaria, indica  que el Comando  de Tungurahua  tiene un plan de seguridad.

En las zonas donde no hay brigadas barriales, los miembros de la  UPC realizan controles diurnos y nocturnos. En las rondas, los  policías son los únicos que pueden portar armas.

“Si hay enfrentamientos, los habitantes del barrio no pueden actuar. Eso es trabajo de la Policía”. Según Campaña, en la capital de Tungurahua, hay más de 200 barrios. “Dentro del plan consta incentivar a que más gente conforme brigadas. La participación ciudadana es importante para realizar nuestra labor”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)